Windows Phone cuenta con una cuota de mercado que hoy en día lo ubica como la tercera plataforma más utilizada en todo el mundo, pero sin lugar a dudas, sus inicios no han sido fáciles. Microsoft sabía que, aunque su plataforma es muy atractiva, sobre todo por ser realmente diferente a iOS, Android y la cada vez menos presente BlackBerry, sería un inicio difícil. Es algo nuevo, en un mundo dominado por dos titanes.

Es por esto que a Huawei se le ha agotado la paciencia con la plataforma, o al menos eso da a entender las declaraciones de Joe Kelly, responsable de relaciones con los medios de Huawei a nivel internacional, en una entrevista en la que declaró lo siguiente:

"Nosotros en realidad no llegamos a hacer dinero con los primeros terminales que lanzamos funcionando con Windows Phone. De hecho, nadie hace dinero con Windows Phone."

Duro pero seguro de sus palabras, Huawei condena de esta forma a la plataforma móvil de Microsoft, incluso cuando, y debo repetirlo, tiene más presencia que nunca, y está en pleno ascenso.

Pero no todos los fabricantes parecen tener paciencia para confiar en un producto en asenso pero que hoy en día no es tan atractivo como iOS y Android. Puede que Windows Phone esté en el tercer lugar en el mundo, pero aún dista mucho de las cuotas de mercado de sus dos mayores rivales.

Huawei abandona Windows Phone pero la decisión no es definitiva. Según el ejecutivo, podrían considerar regresar a la plataforma si esta se hace "más relevante" en la industria, y sobre todo si goza de mayor popularidad, mientras tanto, apuestan solamente por Android.

Por su lado, Microsoft recibe un golpe en estas declaraciones, pero sin embargo, cuenta con un gran número de fabricantes asiáticos que sí apuestan por ella, desde el gigante Samsung hasta Lenovo, ZTE y Foxconn, además de sus propios Lumia que cada vez gozan de mayor atractivo en el público. Windows Phone no tendrá el tamaño de iOS o Android (aún) pero sí que tiene su atractivo, quizás es Huawei quien no puede darse el lujo de esperar.