Google Glass

Cuando parecía que Google Glass era un proyecto muerto, con el cierre de todas las tiendas a manos de la compañía en las que se vendían el que iba a ser el futuro de la movilidad, ahora parece que Google ha encontrado un nuevo jugador para Glass y según el Wall Street Journal, Intel será el próximo fabricante de procesadores para el wearable de Google.

De momento, no es más que un rumor, pero de ser cierto, Google contaría con un socio de mucho peso en términos de soporte y promoción que permitiría a Glass despegar como antes no lo ha hecho. En este sentido, el reporte del WSJ apunta a que junto con el acuerdo de nuevos procesadores, en 2015 llegaría al mercado un nuevo modelo de Glass corrigiendo todos los errores del pasado, y que, junto con un procesador y un hardware más eficiente de la mano de Intel, Google corregiría uno de los problemas más importantes de Glass: la autonomía.

Las nuevas Glass estarían enfocadas al mercado industrial y médicoDe momento, se desconocen mas detalles, pero por lo que apuntan todos los analistas, parece que Google dejaría de lado el mercado de consumo que no ha tenido el soporte por parte de los consumidores que la compañía esperaba, por mucho que en un primer momento se tratase de un producto cerrado y enfocado a desarrolladores.

Ahora, Google pasaría a centrarse en el mercado industrial, manufacturero y médico, que ha encontrado en Glass uno de los aliados más importantes para potenciar el wearable de Google y que desde luego son industrias que están dando mucho apoyo al dispositivo a base de aplicaciones a la carta para usos muy específicos.