La tecnología es cada vez más invisible. En el mundo del sonido cada vez son más los que desean pulsar y que suene la música: sin cables, sin complicaciones, con carácter inmediato. ¿Se puede lograr a buen precio sin sacrificar calidad de sonido?Analizar altavoces y auriculares siempre es difícil, la apreciación del sonido es algo de lo más subjetivo que existe. He pasado muchos años leyendo verdaderas tonterías sobre cables, recubrimientos dorados, conversores analógico a digital etc. Hay gente a la que le gusta el sonido cálido, rico y fuerte en graves, a otros plano y detallado, hay gente que escucha reggeton con el altavoz del móvil.

Lo que está claro es que escuchar música forma parte de nuestro día a día, y son cada vez menos personas las que prefieren sacrificar comodidad e inmediatez de uso por calidad de audio. Yo soy uno de ellos, que quede claro. Para mí la calidad es primordial, y lo que más valoro de un altavoz es su sonido.

Para mí la esencia de un altavoz bluetooth es la sencillez como norma: conectar y disfrutar. Creative ha hecho lo contrario: sin perder esa facilidad de uso, ha incorporado multitud de opciones, algunas en las que no habría pensando nunca, como cargar tu smartphone con la batería incorporada grabar llamadas en una micro SD. Antes de probar el altavoz leí sus características y quedé abrumado.

Demasiadas funciones que la mayoría de usuarios no usará jamás. La apuesta de Creative es hacer un producto para todos, pero no por simplicidad, sino por cantidad de opciones. Pensé en que tantas características en un precio comedido, serían un arma de doble filo. Un sobrio diseño, robustez, funciones para que nadie pueda jamás echar de menos nada... el compromiso debía ser el sonido. O eso pensaba.creative-soundblaster

Sonido

Si el sonido no es bueno, poco importan el resto de características. Conecté por bluetooth al Sound Blaster Roar y escuché las canciones que siempre escucho para probar. El sonido, para ser un altavoz bluetooth, es fantástico. Como altavoz bluetooth en esa gama de precios, es lo mejor que he probado nunca. Algo que me impresionó, ya que pensaba que iba a ser el gran compromiso del altavoz.

Aunque congestionado — como todo altavoz de ese tamaño — el sonido es muy rico, cálido, nítido y con buena diferenciación instrumental.

La Sound Blaster Roar viene equipada con muchísimas características extra. Por suerte, el sonido es la mejor de ellas.

Es muy potente, 33W RMS a 1% THD. Por lo que podrás llenar una habitación grande, cocina o salón pequeño con su sonido sin llegar a distorsionar en ningún momento. Sus graves además son más que decentes, mucho mejores que lo que he escuchado hasta ahora. Aunque dominen la escena sonora son nítidos y con pegada, no es un grave "boomy" como el que solemos encontrar en la mayoría de equipos de sonido de precio contenido y enfocados al gran público.

El modo Roar (incrementa el rango medio) y el TeraBass (incrementa los graves) son dos modos de sonido innecesarios. El Sound Blaster Roar tiene potencia suficiente para ser un altavoz portable, y los modos arruinan la calidad de sonido con una mala ecualización. Son estos detalles y características añadidos, de las que hablaré más tarde, sus grandes pegas.

Ha sido diseñado de una forma muy inteligente. Usan dos amplificadores, uno para agudos y otro para graves, según Creative, para no perjudicar la presencia de agudos. Dos altavoces de 1.5" para medios y agudos y uno de 2.5" para las frecuencias bajas, que a diferencia de los convencionales, enfoca el sonido al techo. Esto hace que el sonido salga por 5 conductores, llenando la habitación con más facilidad y creando un sonido menos congestionado que muchos de sus rivales.

Diseño, batería y extras

Un muy conservador diseño, casi utilitario, industrial; pero de calidad. Cuerpo metálico y detalles en plástico conforman este altavoz de 57.0 x 202.0 x 115.0 mm. Me hubiese gustado una apuesta más atrevida, un diseño más enfocado al hogar tal vez. Pero desde luego no es una pega, es muy bueno y la calidad de materiales y construcción es buena.

Para mí la gran pega; el Creative Sound Blaster Roar es mucho más que un altavoz bluetooth. Permite reproducir canciones almacenadas en una microSD, grabar el audio que reproduzcas, o tu voz en esa misma SD, puede actuar como una batería externa para cargar tu smartphone, contestar llamadas y hasta función de sirena. Sí, una maldita sirena.

No sé si alguien dará uso a estas funciones, serían bienvenidas en 2005 desde luego, pero lo que queremos es escuchar música a través de los altavoces y controlar desde nuestro smartphone o tablet. No encuentro el sentido a convertir el altavoz en un panel de control de un avión. Eliminando tantas características y reduciendo el precio, creo que habrían creado un producto killer; pero han decidido tomar el camino contrario.

El altavoz pesa mucho en comparación a la competencia. Para algunos será un inconveniente. Yo no lo considero así, ya que no vas a llevarlo todos los días en la mochila como si de una tablet se tratara. Una reducción de peso podría comprometer la potencia del equipo, pero cito el detalle por si la portabilidad es el principal requisito para elegir altavoz bluetooth.

Su batería de iones de litio de 6000 mAh da a la Sound Blaster Roar una autonomía de entre 7 y 10 horas dependiendo del volumen según mis pruebas. En mi caso lo he cargado una vez a la semana, salvo un par de días que lo probé a fondo. Es una buena autonomía, pero tampoco espectacular.

Puedes conectarlo de infinidad de formas: por bluetooth, emparejando por NFC con un terminal Android que lo permita, por el jack auxiliar de 3.5mm e incluso por cable USB como altavoz de ordenador. De nuevo, demasiada versatilidad. Aunque para muchos puede ser el requisito que os haga decantaros por él.

Conclusión

Euro por euro, la Sound Blaster Roar es el mejor altavoz bluetooth que haya escuchado. Añade calidad de materiales, un compacto diseño, multitud de funciones extra (excesivas) y un precio muy contenido de 150€ y tienes un producto muy bueno, como lo es esta Creative Sound Blaster Roar.

Aunque lo uses como un altavoz bluetooth, sin usar sus funciones extra, es un altavoz muy difícil de batir en calidad/precio. Para tenerlo en casa como altavoz auxiliar en la cocina, baño o dormitorio, no existe en el mercado una alternativa de mayor calidad sonora.

La única pega que le pongo es el diseño cauteloso y la cantidad de funciones extra poco necesarias. Su supresión podría haber ayudado a crear un producto todavía más barato, algo clave en el audio destinado al público general.

Pros

  • * El mejor altavoz bluetooth por debajo de los 200€ que haya escuchado. * Calidad de materiales.

Contras

  • * Demasiadas funciones extra de dudosa utilidad. ¿Una sirena? ¿grabar audio a una tarjeta microSD? Un diseño demasiado utilitario para algo que va a ocupar un espacio en nuestro hogar. Se podría haber logrado un precio aún mejor reduciendo características extra.