Los fabricantes de vehículos eléctricos saben que las baterías de sus automóviles pierden propiedades con el paso del tiempo, los kilómetros y las inclemencias meteorológicas. Cada uno ha optado por ofrecer una o varias formas de adquirirlas, bien sea por un contrato de alquiler de las baterías (y si sufren una degradación importante el coste de cambiarlas será cero) o bien comprándolas (y nosotros seremos los que asumamos el coste de este cambio en caso de ser necesario). Pero **no sabíamos con exactitud cuanto puede costar este cambio, al menos no en España.**

En el inicio de este verano Nissan ofrecía en Estados Unidos el programa de sustitución de baterías para su Leaf en el que valoraba el preciado conjunto eléctrico en 5.500 dólares. El cliente tendría que abonar **4.500 dólares porque Nissan se queda con la batería antigua**, que puede ser usada o bien reciclada, algo que la compañía japonesa todavía valora en 1.000 dólares. Pero esto es en Estados Unidos y no España.

En las pruebas de larga duración (superiores a 150.000 kilómetros) algunas unidades solo han visto reducida su capacidad en un 8%.

En España cambiar la batería de un Leaf tiene un coste de **6.050 euros IVA incluido** y estaremos obligados a entregar la batería antigua al concesionario, que podrá reciclarla o usarla como un sistema de acumulación de electricidad, una segunda vida muy útil e interesante.

Nissan se compromete a instalar el último modelo de batería disponible, con las mejoras que se hayan introducido recientemente en las nuevas versiones, caso de una mejor resistencia a los cambios de temperatura. Dentro del periodo de garantía de tu vehículo eléctrico, si la capacidad real de la batería se reduce en exceso, los fabricantes suelen cambiarla sin ningún tipo de coste, pero como ya no tengas garantía, tendrás que pagar unos 6.000 euros, es decir, unos **200 euros por cada kWh de capacidad.**

El resto de fabricantes de vehículos eléctricos tiene unos precios similares que, todavía rondan esos 200 euros por cada kWh. Como hemos dicho en otras ocasiones, el coche eléctrico será una realidad para la masa poblacional cuando este coste se reduzca a la mitad, **mientras tanto, es complicado justificar su compra.**