Bq, la empresa española de tecnología que está creciendo como la espuma, busca expandirse internacionalmente, y ha encontrado a Diana Capital y su fondo de capital de riesgo un gran aliado para la financiación de sus objetivos de este ya cercano 2015. Diana Capital entra en el capital de la empresa como socio con un porcentaje entre el 10 y el 49%, tras facilitar una ampliación de capital de la que no se conocen ni los detalles ni su importe.

Pero lo importante no son los detalles ni la cantidad de capital, es la forma en la que Bq ha pasado de ser una pequeña empresa dedicada a la venta de pendrives y e-readers a facturar más de 100 millones de euros en 2013 (aquí su historia) y los 200 millones este mismo año.

Disfrutan de una cuota cada vez mayor en España y, como es lógico, buscan ahora expandirse fuera del territorio español. La entrada de Diana Capital como nuevo accionista debería poderles permitir acelerar el proceso de expansión internacional con mayores recursos económicos para afrontar los desafíos que se les presentará.

2015 será un año clave para Bq y su expansión internacional

Ahora mismo Bq está presente en la Peninsula ibérica y acaba de entrar en países como Alemania, Francia e Italia. Este año y los venideros serán claves, ya que pretenden expandirse a mercados muy difíciles como UK y Holanda y llegar a los mercados en desarrollo como Oriente Medio y América Latina.

En muy pocos años Bq ha pasado de ser una pequeña compañía sin relevancia alguna a ocupar el segundo lugar en cuota de mercado en España. Uno de cada 10 smartphones vendidos en España tenían el logo de Bq serigrafiado en su trasera en el primer semestre de este 2014. Su último smartphone con procesador Qualcomm y capacidad 4G se torna como un gran smartphone en la gama entrada.