Sony Pictures ha estado viviendo una situación increíblemente difícil durante las últimas semanas. Se ha visto sometida a ataques informáticos, por parte de un grupo de hackers denominado como "GOP", quienes robaron sus datos confidenciales, filtraron infinidad de información sensible de la compañía en la web, y hasta algunas películas antes de su estreno. Todo esto, ha sido tomado muy en serio por la Casa Blanca de los Estados Unidos, y hoy, el presidente Barack Obama ha realizado declaraciones al respecto, en las que condena los ataques.

Obama asegura que, sencillamente, Estados Unidos responderá a Corea del Norte por estos ataques, horas más tarde de que el FBI confirmara que el país dirigido por el dictador Kim Jong-Un esté detrás de estos ataques que ahora son considerados asunto de seguridad nacional. Según Obama:

"No podemos permitir vivir en una sociedad en la que un dictador cualquiera imponga censura en los Estados Unidos".

Y es que en relación a estos comentarios, todo parecía que el objetivo final de los atacantes era que Sony Pictures cancelara el estreno de la película The Interview, comedia en la que los actores Seth Rogen y James Franco iban a entrevistar al dictador norcoreano, pero terminan asesinándolo.

Finalmente, GOP logró su objetivo. Sony Pictures canceló el estreno de la película al recibir incluso amenazas terroristas contra quienes fueran a ver la película en los cines, y ahora GOP exige que la película nunca llegue a la luz pública, ni en digital o ni siquiera filtrada en internet.

Para el gobierno de los Estados Unidos, esto es un caso de seguridad nacionalSobre cómo y cuándo responderá Estados Unidos a Corea del Norte, el presidente no tiene una respuesta clara, sino que asegura que: "Esto no quedará así, vamos a responder pero de qué forma y en qué momento es algo que analizaremos y estudiaremos

Obama también está muy seguro de que Sony Pictures no debió haber cancelado el estreno de The Interview, ni caer ante las amenazas de los hackers que ahora son considerados "ciber-terroristas". El presidente estadounidense asegura que en Sony debieron hablar primero con él, para ver cómo manejaban esta situación que va mucho más allá simplemente un ataque de hackers a una compañía, es seguridad nacional.

Y es que, aunque esto puede estar relacionado a que Estados Unidos tiene una política bastante estricta de no negociar con terroristas, esto va más allá. Es innegable que este ataque marca un preámbulo ante lo que podría ser una próxima ola de atentados terroristas de hackers en todo el mundo. Es sencillo: si funcionó una vez y los hackers ganaron, puede funcionar más veces. Es por esto que Obama ya trata el caso de seguridad nacional.

Finalmente, Obama asegura que su gobierno trabajará con la industria del cine y otros sectores del entretenimiento para estar preparados ante próximos ataques de este tipo, que no le queda duda sucederán, por lo que deben saber cómo responder y actuar ante ciber-terroristas.