Xiaomi, el fabricante chino que está llamado a ser uno de los más importantes del mundo, sino fuera porque basa su proceso de diseño en copias de otros fabricantes occidentales, está levantando ampollas allá por donde pasa. Si hace unos días os contábamos los planes de los grandes fabricantes de móviles occidentales de plantar cara a la copia descarada de los fabricantes chinos a través de avisos y demandas, ahora un nuevo enfrentamiento entre Xiaomi y Apple salta a las rotativas.

Hace unos meses era Jony Ive el que respondía a Xiaomi, sobre un el tema de la copia que de fabricantes de móviles chino estaba haciendo en todo lo referente a la imagen pública y al diseño de los dispositivos de Apple, en la revista Vanity Fair con un "Yo no lo veo como la adulación. Yo lo veo como el robo".

Ahora ha sido el representante del departamento legal de Apple el que ha espetado al CEO de Xiaomi que es muy fácil decir que te vas a convertir en el primer fabricante mundial, pero que es realmente difícil llevarlo acabo, y más, utilizando la fotocopiadora. Estas declaraciones viene provocadas por las de Lei Jun, CEO de Xiaomi, cuyas intenciones son convertirse en el primer fabricante mundial:

En esta tierra mágica, hemos producido no sólo una empresa como Alibaba, también pequeño milagro como Xiaomi. Dentro de cinco o 10 años, tenemos la oportunidad de convertirnos en la compañía número de teléfonos inteligentes del mundo.

Parece que las rivalidades entre ambas compañías están empezando a aflorar de forma más notoria ahora, cuando Xiaomi ha anunciado sus intenciones de llevar sus terminales a Europa y América, aunque tal como están las cosas, lo tiene bastante difícil. Veremos en qué acaba todo esto, pero vistas las amenazas de los grandes fabricantes, parece que a Xiaomi le queda mucho camino por recorrer si quiere salir de China, y desde luego, ya pueden olvidarse de convertirse en el primer fabricante fuera del mercado asiático.