Tarde, como siempre, WhatsApp empieza a implementar poco a poco características que, a pesar de que ya llevan tiempo en las aplicaciones de la competencia, son un must have a día de hoy. Ayer por fin la aplicación se actualizaba a una versión compatible con las nuevas pantallas del iPhone 6 y 6 Plus, y ahora se conoce que con esta actualización -y con la última de Android- ha incorporado cifrado punto a punto por defecto, una de las características más esperadas por los usuarios.

El cifrado en las aplicaciones de mensajería es algo que la mayoría de los usuarios consideran básico, y era una de las reclamaciones más populares a WhatsApp después de que otras aplicaciones que llevan menos tiempo en el mercado, como iMessage o Telegram, la incorporasen desde un principio. Parece que ha tenido que venir Facebook a comprar el servicio de mensajería para que la compañía se ponga las pilas y empece a incorporar funciones que se considera a día de hoy indispensables.

Solo emisor y destinatario podrán leer los mensajesEste sistema de cifrado punto a punto se hace a nivel servicio y parece que no necesita intervención por parte del usuario, sino una actualización interna del servicio -como en el caso del doble check azul-, por lo que irá llegando de forma paulatina a los usuarios en los próximos días. A partir de ahora, ni WhatsApp ni nade que no sea emisor o destinatario del mensaje podrá leer el contenido, puesto que estará cifrado desde que sale de un terminal hasta que llega a otro.

Con la incorporación del cifrado por defecto, WhatsApp rompe con una de sus críticas -sobre todo en el sector corporativo- de parte del grueso de usuarios, que consideraba al servicio poco seguro y recomendaba a los usuarios que no utilizasen esta aplicación en los caso en los que se fuera a compartir información sensible. Ahora parece que esto ya está solventado, pero desde luego la aplicación necesita ponerse las pilas y empezar a incorporar funciones que, a pesar de que han sido anunciadas por la compañía, como las llamadas VoIP, todavía parecen no tener una fecha definitiva de llegada.