Al igual que el iPad actualmente es el rey de los tablets y el Note 4 es el rey de los phablets, el Kindle de la estadounidense Amazon es el rey de los libros electrónicos. Especialmente tras su última actualización, los Kindle están mejor que nunca, con un modelo básico con pantalla táctil y el doble de capacidad, y el Kindle Voyage con una pantalla de alta resolución, mejora que se venía exigiendo desde hace tiempo en este tipo de dispositivos.

Y hoy queremos hablar precisamente sobre este tema, la disponibilidad y catálogo que tenemos en Amazon. Más concretamente, queremos hablar sobre Kindle Unlimited, un servicio de la compañía de Jeff Bezos que ya fue filtrado el pasado mes de julio y que fue presentado de forma oficial este pasado martes. Este servicio, el cual puedes probar gratuitamente durante 30 días, es básicamente una tarifa plana de libros que te otorga acceso ilimitado a más de 700000 títulos desde cualquier dispositivo, sea de Amazon o no, por 9,99 euros al mes. Al principio muchos recibimos lo de Kindle Unlimited como una fantástica noticia considerándolo un Netflix para Kindle, y un golpe de autoridad en la mesa por parte de Amazon, demostrando por qué sus Kindle son los libros electrónicos más populares.

netflix

Sin embargo, conforme han ido pasando los días, muchos de los que se emocionaron con esta tarifa plana de libros para leer todo lo que quisieramos se nos ha ido pasando la resaca, y la realidad ha acabado imponiéndose. Detengámonos un momento y analicemos las cifras: 700000 libros. Incluso aunque tengamos una velocidad de lectura que nos permita leer, por ejemplo, 2 libros por semana, tardarías 350000 semanas en leer el catálogo entero, unos 6730 años. Vale, esto es una locura, porque nadie va a leer el catálogo entero. Reduzcamos parámetros. Imaginemos que sólo lees libros en español, por lo que quedan 25000 libros en español. Mismo caso, si eres capaz de leer dos libros por semana, tardarías 12500 semanas, unos 288 años. Sigue siendo demasiado.

Aunque generosa, la oferta de Amazon con Kindle Unlimited es irreal para el usuario de a pie.Claro, podrías pensar "Pero entonces, ¿no hay ninguna motivación en coger tarifas planas de contenido, como por ejemplo Netflix?". Pero ahí está la clave: tú no tardas en leer un libro normal lo que tardas en, por ejemplo, en ver un capítulo de una serie o una película. Claro, que tampoco vemos todo el catálogo que hay en Netflix: que yo vea House of Cards no significa que mi novia también tenga que verlo, dado que a ella le gusta más Gossip Girl, y sin embargo pago por tenerlo todo. En el caso de Kindle Unlimited, una modificación por la que pagáramos por temáticas que nos gusten (espionaje, misterio, ciencia ficción...) o por un autor por el que tengamos predilección, en lugar de pagar por el lote completo sería algo más lógico.

Luego está el tema del tiempo: Amazon, te lo agradezco mucho, pero como estudiante, apenas tengo tiempo para leer más allá de lo que he de leerme para la universidad, al igual que muchos otros que están estudiando o trabajando, y apenas me queda tiempo para leer un poco por la noche. Kindle Unlimited es una oferta generosa (casi un cuarto de millón de libros accesibles por menos de 10€ al mes es una ganga) pero irreal, dado que la disponibilidad de tiempo de la gente hoy en día impide que Kindle Unlimited les salga rentable a la gran mayoría de usuarios, con alguna excepción como lectores voraces y gente con mucho tiempo libre.

bezos kindle
Jeff Bezos en la presentación del Kindle Paperwhite (2012)

Porque es justamente eso: la rentabilidad. Sí, podría pagarlo, dado que no es un precio exorbitadamente caro, pero a mí no me compensa porque soy una persona pausada que, si compra un libro, me gusta ir leyéndolo poco a poco (salvo que el libro sea adictivo) y quizás pueda estar dos o tres días sin leer y luego recuperar el tiempo perdido. Me gusta volver a leerlo tras cierto tiempo, bien por si me doy cuenta de cosas que no me percaté la primera vez, o simplemente porque me ha gustado tanto que quiero volver a leerlo. Pagar una tarifa plana en cierto modo me "obliga" a cumplir con un mínimo de libros leídos, de páginas leídas, para no sentirme como si estuviera desperdiciando el dinero, dinero que podría utilizar en otra cosa.

Obviamente, y como con todas las cosas, habrá mucha gente emocionada con esta oferta, y si puede permitírselo, no por dinero, sino por tiempo, mi opinión es que adelante. Cosas así son por lo que deberíamos estar agradecidos de vivir en esta era de la información. Pero Amazon no ha sido del todo realista con esta oferta, rentable sólo para aquellos con una pasión innata para leer o aquella gente con tanto tiempo libre que no saben a qué dedicarlo. Una oferta que ha sido más bien un ejercicio de poder que una contribución para que la humanidad lea más. Gracias Amazon, pero el día sólo tiene 24 horas.