Ya podemos escuchar a Rammstein en Spotify. La plataforma de streaming sueca ha anunciado que incorpora a la banda de metal industrial a su catálogo en exclusiva y, con ello, sigue tachando nombres de la lista de 'grupos famosos que faltan' en su oferta (pensemos en Metallica, Pink Floyd o Led Zeppelin, todos ellos poco a poco incluidos a la cartera). En palabras de Ken Parks, Jefe de Contenidos de Spotify:

“Hoy es un gran día para Spotify y para los fans de la música. Estamos muy emocionados por traer a Spotify el increíble catálogo de Rammstein, e introducir esta sorprendente banda a una nueva generación de fans de todo el mundo”

Aunque faltan los dos directos de la banda (Live aus Berlin y Völkerball), suponemos que por negociaciones con las discográficas dueñas de los derechos, sus seis discos de estudio están disponibles para todo el mundo en Spotify:


El grupo, además, ha preparado una playlist con canciones de grupos que les han influenciado, tales como Muse, Depeche Mode, Sex Pistols, Marilyn Manson o Ministry.

Spotify sigue aumentando su facturación

Ayer pudimos conocer los datos de facturación de Spotify en 2013: consiguieron unos ingresos de casi 747 millones de euros (unos mil millones de dólares al cambio), un incremente del 74% respecto al año anterior. El 91% de esa facturación proviene de sus usuarios de pago.

La base de usuarios activos también sigue creciendo, y especialmente durante 2014. En lo que llevamos de año, Spotify ha pasado de tener 36 millones de usuarios activos a 50 millones. De los 8 millones de usuarios de pago que había, ahora cuentan con 12 millones con cuenta premium.

A pesar de estos buenos datos, la compañía de Daniel Ek sigue sin llegar al break even (y, por tanto, todavía no está generando beneficios), aunque año tras año sigue acercándose más. Los derechos pagados a las discográficas (más de 2000 millones de dólares desde la creación del servicio) siguen impidiendo que sea una empresa totalmente rentable, pero, por el momento, es la única manera de que pueda seguir ofreciendo música en streaming de manera legal.