El pasado mes de octubre, Google presentó Android 5.0 Lollipop, la nueva versión del sistema operativo móvil que llegaba con un extenso lavado de cara en el apartado de diseño y que se convierte en prueba física de que Android no solamente puede ser versátil, sino también bonito visualmente. Sin embargo, nadie es perfecto, y esto también incluye a Android Lollipop, ya que a pesar de haber madurado como sistema operativo, aún le sigue faltando unas características que recopilaremos en las siguientes líneas, y que nos harán ver cómo Android Lollipop no termina de ser perfecto a los ojos de todos los usuarios del sistema operativo.

Mayor personalización en los Quick Toggles

A partir de Jelly Bean 4.2 empezaron a introducir los Quick Toggles en Android, pequeños live tiles al estilo Windows Phone con información del sistema y que te permitían llevarte a un sitio específico de los ajustes del sistema como Wi-Fi, estado de la batería, etc. Esto ha sido mejorado en Android Lollipop, pudiendo ver este menú a partir de un double-swype hacía abajo, y añadiendo la opción de bloquear rotación de pantalla, así como poder apagar y encender directamente desde el Toggle las opciones disponibles, característica que no estaba en versiones anteriores de Android.

iOS 7 en Android

Sin embargo, no a todos nos importan las mismas cosas, de ahí que aunque me pueda interesar el icono de Bluetooth, puede que a otra persona no, por lo que se debería poder cambiar el orden de Toggles e incluso sustituirlos por otros. Aunque esta característica está ya disponible en capas de personalización como la de Samsung y Sony, Google se niega en permitir la modificación de estos Toggles en Android, por tozudez más que por dificultad de a la hora de implementarlo.

Mejorar el sistema de permisos en las aplicaciones

Tal vez no recuerden Apps Ops, una función que implementó Google en Jelly Bean 4.3 y que tuvo en su momento mucha controversia. Básicamente lo que te permitía era otorgar o denegar todos los permisos a las aplicaciones, como acceso a la cámara, contactos o localización, de manera similar a lo que podemos hacer en iOS. Finalmente en la siguiente versión KitKat 4.4 esta funcionalidad fue eliminada y el usuario no pudo utilizarla más, con la consecuente ronda de críticas a Google por bloquear un sistema interesante para mejorar la seguridad en Android

Aunque Google tiene su parte de razón bloqueando este ajuste, ya que muchos usuarios quitarían permisos por doquier hasta dificultar el correcto funcionamiento de la aplicación, también es cierto que existe una gran cantidad de aplicaciones que utilizan más permisos de lo que a priori podrían necesitar, sembrando desconfianza entre los usuarios y preguntándose por qué una aplicación cualquiera debería tener acceso a la cámara o a mis contactos, aunque detrás se esconda una razón legítima. Google tiene aún mucho trabajo por delante con los permisos en sus aplicaciones, ya que la gran mayoría de usuarios ignora los permisos y el resto desconfía de los mismos.

Mostrar el porcentaje de la batería en la barra de notificaciones

Sony battery

Algo simple, y que sin embargo aún no está disponible en Android stock. El hecho de tener un icono con una pila que va vaciándose poco a poco en tu pantalla es un indicativo insuficiente para saber exactamente cuánta batería te queda, especialmente cuando esa pantalla es de 5 pulgadas o menos. Sí, puedes tener aplicaciones que te indiquen cuánta batería te queda, pero la cuestión sigue siendo la misma que para el resto de opciones en esta lista: esta opción no está disponible en Android tal y como viene de fábrica, y siendo algo fácil de implementar, que no esté aún es ridículo.

Un sistema de backup más completo

Esto es una característica que lleva mucho tiempo siendo exigida a Google por parte de usuarios de Android, un sistema de respaldo y restauración de datos mucho más completo del que existe actualmente. Especialmente para aquellas personas que tienen que cambiar a menudo de smartphone, el hecho de tener que ir restaurando manualmente la gran mayoría de tus datos es una auténtica pérdida de tiempo, pérdida de tiempo que podría ser subsanada con un sistema similar al que existe en iOS, en el que tienes tu copia de seguridad, comienza a restaurar y te olvidas durante un tiempo hasta que tienes tu smartphone cómo estuviera justamente cuando sacaste tu copia de seguridad.

Y por cómo estuviera me refiero en sentido literal: mensajes, ajustes, aplicaciones con sus correspondientes datos... todo. Si bien en Android ha habido cierta mejora en este aspecto, como el hecho de restaurar redes Wi-Fi almacenadas anteriormente, aún hay un largo camino por recorrer. Evidentemente, si eres un manitas y sabes moverte en Android, puedes encontrar la forma de copiar todo lo que hay en tu smartphone o tablet para no perderlo, pero esto es una característica que aún no está disponible para usuarios que no tienen ninguna noción de root o custom ROMs, lo que viene a simbolizar la amplia mayoría en usuarios de Android.

Mayor control en el LED de notificaciones

LED

Una de las mayores ventajas de Android, el LED de notificaciones, está siendo menospreciado por Google. Aunque la posibilidad de cambiar colores y frecuencia de parpadeo según la notificación ya está implementado en muchas aplicaciones, se echa en falta un sistema de control en los ajustes de sistema de Android que nos permita controlar desde un mismo sitio el LED para todas las notificaciones de nuestras aplicaciones, tanto para mejorar nuestra experiencia con dichas notificaciones, como para tener todos estos ajustes centralizados para no tener que ir modificando de aplicación en aplicación.

Multiventana

Al igual que ya vimos en el análisis del iPad Air 2, el cual cuenta con un sistema operativo que no aprovecha el tamaño de pantalla y el hardware del iPad, la misma crítica debe ir dirigida a Android stock. Note el lector que no he dicho Android a secas, sino Android stock, y esto se debe a que compañías como Samsung ya aprovechan los tamaños de pantalla grandes para métodos de multitarea como pantalla dividida o ventanas flotantes, métodos que, si bien distan de ser perfectos, al menos es un primer paso a la multitarea real en Android.

Samsung-Galaxy-Note-3-2

Google no parece tener en cuenta esto, cuando es más que evidente que no es lo mismo manejar un smartphone de 4.5 pulgadas como el Moto G a una Nexus 9 de 9 pulgadas. Este tamaño de pantalla está siendo desaprovechado y, aunque no podemos pedir una capacidad de multitarea similar a un portátil o un ordenador de sobremesa, sí se puede lograr una función que me permita consultar mi timeline en Twitter mientras veo algún vídeo en Youtube o hablo con alguien por algún sistema de mensajería. De hecho, el hecho de que la flexibilidad en Android permita a Samsung hacer esto, y Google se niegue a hacerlo añade frustración a la situación: si Google quiere ofrecer versatilidad y opciones en Android para los usuarios, debería tener en cuenta estas características aún sin implementar.

Nota: sé que algunas de estas características se pueden conseguir mediante rooteo y modificación del sistema operativo. Con este artículo quería referirme a qué le falta a Android Lollipop en su versión stock.