Business Insider

El juego del gato y el ratón al que están jugando Pavel Durov, creador de Telegram, y Jan Koum, CEO de WhatsApp, no hace más que beneficiar a los usuarios. Se ha producido un nivel de rivalidad entre ambas compañías tal que las está obligando a implementar nuevas características para contentar a los usuarios, por mucho que WhatsApp siga su ritmo. Desde el principio, ambas compañías ya se vieron como rivales, puesto que a pesar de la cuota de mercado de WhatsApp, Telegram llegó con fuerza al mercado, y en poco tiempo cautivó a un buen número de usuarios.

Si en el lanzamiento de Telegram era Jan Koum el que hacia un ataque al CEO de la primera: "Pavel Durov sólo sabe cómo copiar grandes productos como Facebook y Whatsapp, nunca tuvo y nunca tendrá ideas originales" ahora, con la última actualización de WhatsApp en camino, que incluye cifrado punto a punto, y con la última de Telegram, que llegaba hoy, cargada de novedades, ha sido el CEO de Telegram el que ha acusado en un post en Medium a WhatsApp de ser estos quienes copian, y que se pueden predecir las características que tendrá el servicio de mensajería comprado por Facebook, de ahora a un año, puesto solo habría que fijarse, dice, en el changelog de Telegram.

Yo no comenté sus declaraciones entonces, y no voy hacerlo hoy. En su lugar, voy a echar un vistazo a Telegram y voy a decirle a ustedes lo que ofrece y todo lo que los usuarios de WhatsApp podrán disfrutar dentro de un año más o menos -Pavel Durov, CEO de Telegram.

Entre las caracteristicas que Durov dice que llegarán a WhatsApp basadas en una copia a Telegram destaca: la capacidad para compartir documentos de cualquier tipo, una versión web en web.whatsapp.com como web.telegram.org, distribución de los mensajes y datos entre múltiples centros de datos de todo el mundo o un temporizador de autodestrucción de los mensajes -tal como también les copio Line, apunta Durov-.

El hecho es que no me importa mucho quién copia qué y a quién, pero si que me importa la seguridad de nuestros mensajes, y desde luego de momento Telegram está ganando la batalla.