El pasado agosto Hipertextual cumplió nueve años. Inició como una simple idea antes de tomar un vuelo en el aeropuerto de la Ciudad de México y se gestó durante verano de 2005. Su origen se desprende de algunos valores y principios que se formaron casi por accidente cuando empecé ALT1040 en mayo de 2002, pero, sobre todo, uno en particular: comunicar acerca de todo aquello que nos apasiona, una convicción creada aún antes, cuando la cantidad de blogs en español se podían contar con los dedos de la mano.

Más de una década después, Hipertextual mantiene la mayoría de esos principios. Hemos creado casi veinte blogs en donde hemos puesto todo nuestro esfuerzo y talento para hacer el mejor contenido posible en las temáticas a las cuales decidimos enfocarnos. También hemos trabajado con algunas de las empresas más grandes del sector de la tecnología para ayudarlos a crear sus propias publicaciones, a entender mejor el mundo de los medios digitales, el panorama de las publicaciones verticales y hemos hecho todo lo posible para aportar nuestro grano de arena en el periodismo digital.

Pero sobre todo: nos sentimos sumamente orgullosos de todo el trabajo que hemos hecho durante todos estos años.

Hipertextual

Durante la segunda mitad de 2013 iniciamos un plan de enfoque en el cual haríamos la evolución de un grupo de medios digitales multitemático hacia uno enfocado exclusivamente en la tecnología. El plan se cumplió e iniciamos el año con siete publicaciones: ALT1040, ALTFoto, AppleWeblog, Bitelia, Celularis, Ecetia y Gizmología. Pero 2014 ha resultado ser un año de un nivel de aprendizaje incalculable y en el proceso de enfoque encontramos que atrás quedan los días de ser un grupo de medios tecnológicos, y hemos pasado a ser una empresa que se encuentra en la intersección de la tecnología, la ciencia, las humanidades y el impacto de estos tres elementos en la sociedad en la que vivimos. La realidad es que siempre estuvimos ahí, pero toda la industria editorial apuntó siempre hacia el enfoque en nichos verticales muy determinados.

Pero insisto: 2014 ha sido un año de aprendizaje incalculable, invaluable, lleno de accidentes y eventos que nos han hecho sentarnos en una mesa y planear hacia dónde queremos ir. Queremos volver a nuestros orígenes, queremos ser realmente fieles a nuestros principios. La realidad es que nos emocionó más la salida del último disco de Daft Punk que la aparición de un nuevo microprocesador. Destiny, el videojuego, nos generó mucha más expectativa que el número de pulgadas en la pantalla del smartphone de moda. Las implicaciones sociales de la salida del iPhone 6 o del Apple Watch nos resulta muchísimo más interesante que los resultados en Geekbench del dispositivo. Nos llama más la atención las pelea épica entre Iron Man y Hulk en Avengers: Age of Ultron que las peleas sin sentido entre fanboys de Apple o Android. Queremos aprender y enseñarle a la audiencia a ser más productivos por medio de software y aplicaciones para que puedan estar más tiempo con sus seres queridos.

Hipertextual se sitúa en la intersección de la tecnología, la ciencia, las humanidades y el impacto de estos elementos en la sociedad en que vivimos

La intersección de la tecnología, la ciencia, las humanidades y el impacto de estos elementos en la sociedad en que vivimos es la mejor forma de describir las instrucciones genéticas de Hipertextual, aquellas que determinan las elecciones que hemos tomado recientemente y seguiremos tomando a lo largo de la vida de la empresa.

En pocas palabras: hemos descifrado nuestro ADN, aunque siempre estuvo ahí, simplemente hemos decidido, de una vez por todas, dejar de temer ser realmente diferentes, realmente únicos, dejar de seguir la corriente editorial de las publicaciones “de tecnología”, de las “redes de blogs”. Dos adjetivos y etiquetas con las cuales ya no nos sentimos identificados.

Una vez hecha esa determinación nos dimos cuenta de que estamos fragmentados, tanto de cara a nuestra audiencia como en estructura interna. Además, si nuestra audiencia quiere leernos, se ve obligada a ir de una publicación a otra intentando encontrar nuestro mejor contenido.

Dicho todo esto, y explicando el contexto de la situación, hoy hacemos dos anuncios:

El primero: Hipertextual se convertirá en una compañía de una sola publicación, una sola gran publicación. De forma interna hemos trabajado durante semanas para empezar el proceso de unificación simplificando nuestra estructura editorial. Somos una compañía pequeña que disfruta muchísimo de serlo y manteniendo la filosofía de una startup. Desde el punto de vista operativo, deberíamos tener la capacidad de hacer cambios profundos muy rápidos para poder adaptarnos a las necesidades y al crecimiento de nuestra audiencia. Eso dejó de ocurrir por tener que soportar una estructura jerárquica para múltiples publicaciones.

Hipertextual se convertirá en una compañía de una sola publicación, una sola gran publicación

La publicación única en la que Hipertextual se enfocará se llama Hipertextual. Una única publicación, un solo nombre, una sola marca. Toda la empresa, todo el equipo editorial, todo nuestro equipo de desarrollo y comercial se enfocarán en una sola cosa. Eso nos permitirá preocuparnos de hacer un solo producto, el mejor producto, cada día mejor en todos los sentidos, en todas las formas posibles.

El segundo: ALT1040 se convierte en Hipertextual. Después de meditarlo, que éste sea el primero movimiento es el que tiene más sentido porque a lo largo de todos estos años ha sido ALT1040 la base de soporte de la compañía: la publicación más leída, la publicación que mejor se vende desde el punto de vista comercial, la que tiene más proyección y la que tiene mayor influencia.

Pero, aun así, ALT1040 siempre fue una marca complicada. Difícil de leer, difícil de pronunciar, muy orientada al público geek pero un poco alejada de la visión que queremos tener para esta empresa.

A lo largo de las siguientes semanas continuaremos con el proceso de integración de todas nuestras publicaciones en Hipertextual.com. Pero nuestro compromiso con todas las temáticas que hemos estado tocando no cambiará. En todo caso, se expandirá, se hará más profundo y con mayor dedicación.

¿Cómo beneficia esto a ustedes los lectores? De acuerdo, todos estos cambios son cambios necesarios desde el punto de vista empresarial, marcan una gran nueva fase para Hipertextual, pero, ¿qué tipo de beneficio recibe nuestra audiencia? Yo mismo, a lo largo de todos estos años, he sido el primer escéptico ante pomposos anuncios por parte de grupos de medios digitales que avisan de cambios que en definitiva solo benefician a ellos mismos y poco al lector.

Para entender cómo nuestra audiencia encontrará valor y beneficio de este movimiento tengo que volver a tocar el concepto de la fragmentación. Al tener tu contenido repartido en diferentes publicaciones de nicho, tienes que intentar cumplir y superar expectativas en cada una de ellas. Pero es esto justamente lo que nos ha impedido lograrlo. De ahora en adelante, y una vez terminado el proceso de integración en una sola publicación, encontrarás en Hipertextual el mejor contenido de Hipertextual. Nuestros lectores tendrán que dejar de “pescar” lo que les resulta interesante entre una decena de diferentes publicaciones. Todo estará aquí, disponible, en un mismo techo, bajo una misma marca, bajo una misma casa.

Pero aquí no terminan todos los cambios. El trabajar bajo una sola publicación y una sola marca permitirá a todas aquellas personas que estamos involucrados con Hipertextual que traigamos más novedades con mucha mayor calidad. 2015 estará lleno de retos sumamente emocionantes para nosotros y estamos realmente contentos de que nos acompañen en esta nueva fase.