Tras la compra de la división Mobile por parte de Microsoft, poco quedó de la Nokia que conocíamos. No obstante, lo poco que quedó, se unió; y como si de un ave fénix se tratase, han resurgido de sus cenizas y han vuelto al mercado de consumo. ¿Cómo? Con su nueva tablet Android, la Nokia N1.

Lo primero que destaca de esta Nokia N1 son sus especificaciones técnicas, las cuales sitúan a esta N1 al mismo nivel de las principales tablets del sector:

  • SoC. Intel Atom Z3580 a 2.3 GHz 64 bits
  • GPU. PowerVR G6430 a 533 MHz
  • Pantalla. 7.9 pulgadas IPS y Gorilla Glass 3
  • Resolución. 2048x1536 (4:3)
  • Audio. Dos altavoces estéreo de 0.5W + DAC Wolfson WM8958E
  • RAM. 2 GB
  • Memoria interna. 32 GB
  • Grosor. 6.9 milimetros
  • Peso. 318 gramos
  • Cámara principal. 8 megapixeles
  • Cámara secundaria. 5 megapixeles
  • Conectividad. Wi-Fi a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.0 y microUSB 2.0 reversible
  • Batería. 5.300 mAh
  • Software. Android 5.0 Lollipop + Z Launcher

Nokia ha incluído un SoC de 64 bits fabricado por Intel, el cual es capaz de sacar todo el provecho del nuevo sistema Android 5.0 Lollipop (que ya cuenta con soporte para esta arquitectura). Asimismo, ha montado una potente GPU como la PowerVR G6430 y un excelente DAC Wolfson, el cual siempre ha sido muy elogiado entre los más audiofilos (el Galaxy S, tan alabado por su sonido, montaba un DAC de esta misma compañía).

A falta de probarla, las imágenes y las cifras proporcionadas por el fabricante dan a entender que la construcción de esta N1 es sólida y robusta, algo que siempre ha caracterizado a todos productos de Nokia. Está fabricada por completo en aluminio, lo que le proporciona ese toque premium que muy pocas compañías logran en sus productos. Además, el reducido grosor y peso (6.9 milímetros y 318 gramos respectivamente) harán que esta tablet sea muy transportable y cómoda de usar.

Dos detalles muy destacables de esta Nokia N1 son la pantalla laminada y el conector microUSB reversible. La pantalla laminada, como muchos ya sabrán, consiste en la eliminación de varias capas intermedias, logrando así una imagen más real y próxima al cristal de la tablet. Cristal que, como no podía ser de otra forma, es Gorilla Glass 3, el cual proporciona un extra de resistencia a arañazos.

Nokia N1 4

El segundo detalle que citamos es el conector microUSB reversible. Este es un estándar que ya se presentó hace meses pero al que ningún fabricante ha querido pasar por el momento. Nokia es el primero en hacerlo; y es, sin duda, un paso firme de cara al futuro; un futuro en el que todos los fabricantes acabarán adoptando esta nueva modalidad de microUSB.

Este gran conjunto llegará a comienzos de 2015 por 250€+IVA, un precio realmente competitivo para una tablet de estas características. Primero llegará a China y, poco a poco, se irá expandiendo a determinados países del continente europeo. Ningún detalle por el momento de Latinoamérica, EEUU y el resto de regiones.

Nokia está de vuelta, y, a priori, sigue estando tan en forma como el primer día.