Dos meses después de presentarse oficialmente el Apple Watch, la compañía de Cupertino ha liberado WatchKit, el conjunto de herramientas de desarrollo de aplicaciones para su reloj inteligente. Y junto a ese juego de herramientas, también ha liberado, como era de esperar, las guidelines que todos los diseñadores y desarrolladores deberán cumplir con sus aplicaciones, revelando así numerosos detalles de cómo funcionará la interacción entre el usuario y el Apple Watch.

Lo primero que encontramos son los métodos de interacción. En los MacBooks, interactuamos mediante un teclado, un ratón/touchpad y una pantalla con los diferentes elementos de la interfaz. En los iPhone y iPad, interactuamos mediante un botón físico central y una pantalla táctil que recubre la imagen. En los Apple Watch, las formas de interacción han aumentado respecto a todos los productos anteriores de la marca, a pesar de que se trata de un producto más pequeño y, probablemente, menos complejo.

  • Corona digital. Como ya pudimos intuir en la presentación inicial, la corona digital permitirá hacer scroll de forma precisa en las listas. También nos permitirá hacer zoom en aquellas aplicaciones que lo requieran, como Mapas o la galería de imágenes. De esta forma, podremos interactuar con el contenido sin obstruir la visualización del contenido mostrado en la pantalla (algo que sí ocurriría con gestos como el pinch-to-zoom). De hecho, el software del Apple Watch no soporta ningún tipo de gesto multitáctil, pues el fabricante cree firmemente que, para evitar esta obstrucción del contenido, la interacción debe ser, como máximo, con un dedo –o, en su defecto, con la corona digital–.

  • Gestos. La pantalla retina de este Apple Watch, obviamente, está cubierta por un digitalizador que permite interactuar con el contenido mediante pulsaciones táctiles. Los gestos multitáctiles no están soportados, como ya hemos dicho, pero sí se permiten los clásicos deslizamientos laterales, verticales y diagonales. Estos gestos también se podrán emplear para hacer scroll, al igual que la corona digital. No obstante, para movimientos precisos o acelerados, Apple insiste en forzar al usuario a emplear la corona digital en lugar de deslizamientos sobre la pantalla.

  • Pulsaciones simples. La base de la interacción con el Apple Watch es la pulsación simple sobre los elementos de la interfaz, mediante la cual podremos controlar los switchers, pulsar sobre elementos de diferentes listas, volver atrás... Es la base de los smartphones y tablets, y, obviamente, también está presente en el Apple Watch.

  • Force Touch. Junto con la corona, la forma de interacción más innovadora es Force Touch. La pantalla del Apple Watch no solo detecta pulsaciones, sino también la presión que hacemos sobre la pantalla cuando la tocamos. De momento, Apple destinará el uso de Force Touch a menús emergentes. Es decir, si estamos en el reproductor de música y queremos modificar opciones como el modo aleatorio o la repetición de las pistas, bastará con hacer una pulsación más intensa en cualquier punto de la pantalla para que aparezca un menú emergente con más opciones. Ese es el uso que Apple le ha dado a Force Touch por el momento, aunque estoy seguro que, en el futuro, lograrán sacarle mucho más provecho.

  • Botón home. Como todo dispositivo de Apple, este reloj también incorpora un botón home que devuelve el reloj a su pantalla principal. Este está integrado en la corona digital y, al igual que ocurre en iPhone y iPad, si lo pulsamos una vez, volveremos a la pantalla principal. Si lo mantenemos pulsado durante unos segundos, se activará Siri, el asistente virtual de Apple.

Por el momento, así es como Apple desea que los usuarios interactuen con el Apple Watch. Nada de obstruir el contenido con gestos multitáctiles. Todo se basará en pulsaciones simples unitáctiles y la corona digital. Y, a priori, eso parece una excelente idea teniendo en cuenta el reducido tamaño de pantalla de este Apple Watch.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.