Los videojuegos móviles, más allá de esos sencillos como el Candy Crush, pueden ser muy elaborados y espectaculares, estando a la altura de consolas de sobremesa o portátiles, ya sea en apartado gráfico o historia. Infinity Blade fue uno de los pioneros en este tema, saliendo como un videojuego revolucionario en su tipo para iOS y siendo la prueba del potencial gráfico de los iPhones y iPads de Apple. Ahora, esta saga se prepara a llegar a la actual generación de consolas.

Los estudios de Tencent Games han anunciado que la saga Infinity Blade llegará a Xbox One; los tres títulos y todos sus niveles estarán disponibles en la consola de sobremesa de Microsoft, y contará con mejoras en el apartado gráfico y en la manera en la que narran la historia.

No solo esto, Infinity Blade contará con soporte para Kinect en Xbox One, una buena noticia que intenta de cierto modo mantener la experiencia de juego de la saga en iOS, que se basaba en realizar gestos en la pantalla del dispositivo para atacar o esquivar ataques del enemigo.

Tencent Games confirma la llegada de Infinity Blade a Xbox One después de varios días de rumores sonando en la web sobre esta posibilidad. Primero llegará a China, pero más adelante anunciarán su expansión a otros territorios, y quizás a nuevas plataformas (PS4, Wii U). Pero lo más importante es que esto podría abrir un nuevo mundo de posibilidades a los desarrolladores de videojuegos móviles de alcanzar nuevos mercados, diferente al de nuestros gadgets de bolsillo.