El 12 de noviembre del año 2014, es una fecha histórica para la humanidad. Se trata del día en el que hemos logrado un hito tan importante como aterrizar, por primera vez, en la superficie de un cometa, con fines científicos, para así analizar y estudiar todos los materiales que lo componen, y conocer un poco más sobre estos cuerpos que viajan por el espacio.

La ESA, agencia espacial europea, ha sido la responsable de esta hazaña, al lograr que la sonda Rosetta "cazara" al cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko y lograra ubicar su módulo especial, llamado Philae, sobre su superficie, no sin algunos problemas, eso sí.

Al momento de escribir estas líneas Philae sigue en el proceso de aterrizar y asegurarse sobre la superficie del cometa, pero la ESA ha aprovechado para comenzar a publicar las primeras imágenes que han recibido desde el módulo espacial, mientras descendía sobre el Churyumov–Gerasimenko (tomando en cuenta, por supuesto, que eso de "descender" en el espacio es bastante relativo).

Seguiremos a la espera de que la agencia espacial de Europa publique más información e imágenes sobre la hazaña de Rosetta y Philae, pero mientras tanto, recordamos que este evento nos permitirá conocer mucho más sobre la composición de los cuerpos espaciales, e incluso sobre el origen del universo. Además, también sirve de práctica por si algún día debemos enviar a Bruce Willis al espacio a salvar el planeta.

Imagen: ESA
Imagen: ESA

Imagen: ESA
Imagen: ESA