peatones

Las principales causas por las que un conductor atropella a un peatón son las distracciones y la falta de visibilidad. Para solucionar el primer problema ya existen dispositivos que controlan las formas humanas, como el Ford Mondeo, para frenar en caso de emergencia, pero para atajar el segundo problema hay que mejorar la visibilidad, para evitar que la tecnología se encargue de frenar el coche.

Los faros Full-LED aportan una visibilidad superior al Xenon.

Sobre la detección de peatones ya hemos hablado en alguna ocasión, y lo seguiremos haciendo, pero en ocasiones las soluciones tecnológicas más sencillas solucionan también muchos problemas. Los faros Full-LED, que ofrecen modelos como el Audi A3 dentro de su catálogo de equipamiento opcional, quieren atacar directamente al problema de la visibilidad de peatones por la noche con una función muy interesante. Por debajo de 20 kilómetros por hora, estos novedosos faros, encienden en los laterales de los mismos un led que está enfocado para iluminar el lateral del coche. Con este LED se consigue iluminar mucho más a los lados y poder ver a los peatones antes de que puedan cruzar por la carretera, por un paso de cebra... Este añadido a los faros Full-LED los convierte en toda un arma para que el conductor detecte peatones.

En ocasiones tratamos de ofrecer soluciones de una manera muy tecnológica, sensores, radares, sistemas de detección de movimiento... y si bien son necesarios, deben ser usados en caso de emergencia, para otras circunstancias hay que darle toda la información posible al conductor más allá de esperar al último momento para frenar el coche.

Esta solución, que es tremendamente sencilla, es capaz de ofrecer al conductor mucha más información en caso de que haya peatones y poder tenerlos localizados evitando sorpresas y en muchas ocasiones, una desgracia.