La ESA sigue en la búsqueda de nuevas tecnologías que le ayuden a conseguir hitos como el de la sonda Rosetta. En este sentido, la Agencia Espacial Europea ha abierto su primera incubadora de empresas de España en Barcelona; un proyecto con el que la agencia espacial pretende facilitar al máximo el aprovechamiento de las tecnologías espaciales por la industria incipiente, con el fin de mejorar su competitividad y los servicios a los ciudadanos.

A diferencia de otras incubadoras que buscan potenciar proyectos más nóveles, la ESA BIC Barcelona está enfocada a empresas con más de cinco años de vida que tengan en su haber proyectos, productos, servicios o aplicaciones relacionados con la ciencia y tecnología para usos espaciales, y de momento ya son cuatro los proyectos que esta incubadora de la ESA está potenciando: uno enfocado al trabajo con drones, otro para tecnologías de comunicaciones por satélite, procesos de compresión de datos y por último uno dedicado a las energías renovables.

Las empresas tendrán acceso al conocimiento técnico y científico de la ESAEntre las ventajas que supone formar parte de la incubadoras de la ESA están, a parte de los 50.000 euros para el desarrollo del producto, conocimiento técnico y científico de la ESA a su servicio, fondo especial de la ESA para empresas de aplicaciones espaciales... eso si, en la medida que cada uno de los proyectos alcance las metas marcadas.

Esta incubadora de Barcelona se suma a las otras 10 de la ESA repartidas por Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Inglaterra, Portugal, y UK, que ya suman más de 270 startups y la creación de más de 1000 puestos de trabajo directamente relacionados con aplicaciones y proyectos espaciales.