En un desayuno de prensa, David del Val, nuevo consejero delegado de Telefónica I+D, la división de la teleco que se dedica a cuestiones relacionadas con la innovación tecnológica, ha presentado las líneas maestras de su hoja de ruta para los próximos años. Así, Telefónica I+D se ha marcado dos grandes objetivos: alcanzar la excelencia tecnológica y seguir profundizando en innovación. Para este último punto, se formó y estableció un equipo de más de doscientas personas a principios de 2014 para que, a su vez, se centre en tres puntos: el Internet de las Cosas (IoT), la predicción del comportamiento humano y la identidad y privacidad.

Respecto a la excelencia tecnológica, David ha hablado sobre software, el despliegue y el desarrollo de redes y de aprovechar la capacidad que tiene una gran compañía como Telefónica para hacer funcionar la tecnología en todo el mundo. Y para alcanzar esa máxima se apoyarán en el otro pilar, el de la innovación que, en palabras de David, "no sólo debe ser tecnológica, sino que también tiene que tener una parte de negocio y otra de experiencia de usuario".

Internet de las Cosas y Big Data

  • Internet de las Cosas. Dentro del apartado de innovación, IoT es la partida con más recursos y presupuesto. Con un 40% del total, Telefónica apuesta claramente por ese futuro en el que todo está conectado. En palabras de David, sólo se puede avanzar en este terreno a través del código abierto y buscando unos estándares de facto, para que tanto grandes empresas como pymes (pequeñas y medianas empresas) puedan subirse al carro del Internet de las Cosas. Para hablar de la presencia de Telefónica I+D en este ámbito sólo tenemos que dirigirnos a un anuncio reciente: Thinking Things, un conjunto de piezas modulares apilables, al estilo Lego, para dar conectividad a objetos cotidianos del hogar que hasta ahora no la tenían. En este aspecto se están apoyando otras grandes compañías. Por ejemplo, BlackBerry con Project Ion para hacer frente a una nueva etapa tras su debacle en ventas de dispositivos móviles.

  • Predicción del comportamiento humano. El Big Data es otro de los grandes términos tecnológicos de los últimos años. Es esa palabra comodín que todo el mundo usa pero que nadie sabe exactamente a qué se refiere. Telefónica quiere dar un paso al frente y demostrar lo que supone transformar una gran cantidad de datos en información útil. La compañía presentó un informe hace unos meses sobre las aplicaciones que puede tener en el turismo, entre las que destaca la identificación de nuevos viajes según patrones de comportamiento o confeccionar ofertas personalizadas dependiendo de lo que se sabe sobre el usuario (cuánto tiempo están de viaje, en qué gastan más, de qué nacionalidad son, qué tipo de ocio prefiere un adulto o un adolescente, etc.).

Justo en este último punto, que implica "lo que se sabe sobre el usuario", ha profundizado David.

Privacidad y seguridad: una tarea pendiente

"Los datos personales se han convertido en dinero, en una especie de moneda de cambio, y por ello hace falta hacer una reflexión profunda sobre quién es el dueño de esos datos". Así comenzaba David al referirse a la privacidad y la seguridad, el tercer punto clave dentro del apartado de innovación. Según el consejero delegado de Telefónica I+D, el dueño de los datos siempre debe ser el usuario final que "en todo momento debe tener claro qué se hace con sus datos y qué se le ofrece a cambio de ellos".

"El usuario tiene que saber en todo momento qué se hace con sus datos"Así, ha distinguido entre los datos agregados (los datos de mucha gente que "no vulneran la privacidad de nadie en concreto") y los personales, formados por el small data (dirección postal, número de teléfono, etc.) con los que, asegura, "debe haber mucha más transparencia", algo hacia lo que la propia compañía se dirigió con el Data Transparency Lab, un proyecto que auna a empresas, universidades e instituciones para apoyar la investigación en herramientas que hagan más fácil el proceso.

David se refirió a la normativa europea, "con leyes muy claras sobre privacidad", como punto de referencia. En todo caso, dijo que siempre hay que preguntarle primero al usuario si se pueden utilizar sus datos y, después, seguirle informando de cómo se están utilizando. Nos comentó que habrá más novedades a finales de este mismo mes sobre la privacidad, pero, mientras tanto, se agradece que una compañía como Telefónica le dé importancia a la privacidad. Ahora falta ver en qué más medidas concretas se traduce este objetivo.