La sonda Philae apenas pudo trabajar durante 60 horas sobre la superficie del cometa 67P - Churyumov-Gerasimenko debido a que no recibía la suficiente luz para recargar sus baterías. Así que tras ese tiempo, éstas se agotaron y la sonda entró en fase de hibernación. Pese a ello, sí pudo hacer algunos hallazgos, como el que cuentan en Nature: Philae ha detectado moléculas orgánicas en la atmósfera de 67P formadas esencialmente por carbono.

Este hallazgo da alas a la teoría de que los cometas trajeron la vida a la Tierra.Si algo nos enseñó la asignatura de Química en el instituto, o al menos los episodios iniciales de Breaking Bad, es que el carbono es un componente de los ácidos grasos (carbono junto a hidrógeno y oxígeno), esenciales para la vida humana. Junto al oxígeno forma el dióxido de carbono, necesario para la vida de las plantas. Así que los científicos de la ESA al frente de la misión Rosetta investigan la existencia de compuestos algo más complejos en la atmósfera del cometa 67P. Anteriormente se habían encontrado elementos químicos como oxígeno, nitrógeno e hidrógeno, pero la búsqueda estaba principalmente orientada al carbono por ser la base de la vida humana.

Stephan Ulamec, jefe de proyecto del Centro Aeroespacial Alemán de Colonia, dijo que este hallazgo nos puede ayudar a entender si las moléculas orgánicas llegaron a la Tierra, en sus orígenes, a través de cometas. En el caso de 67P, este cometa nació hace unos 4.500 millones de años, bastante antes que todos los planetas del Sistema Solar. Así que alimenta la teoría de que los cometas fueron quienes trajeron realmente la vida, en la forma más primitiva y elemental que podemos conocer, a la Tierra.

Mañana miércoles 19 de noviembre publicaremos un análisis más detallado y actualizado con todos los resultados iniciales de la misión Rosetta.