Ust'-Ishim

Cromosomas, genoma humano. Fuente: ott1mo, Flickr

Hace 45.000 años andaba por la superficie de la tierra el hombre de Ust'-Ishim. Este Homo sapiens, un humano moderno en cuanto a lo que evolución se refiere, murió hace muchísimo tiempo. Pero ahora, gracias las técnicas más punteras, su genoma ha sido secuenciado, convirtiéndose en el humano "moderno" más antiguo del que se ha detallado un genoma.

Este hombre de Ust'-Ishim vivió en Siberia justo antes de dos grandes grupos de poblaciones se separaran en Eurasia occidental y oriental. Además, en su época todavía existían los neandertales, unos primos lejanos con los que compartimos algo más que espacio, como también demuestra esta secuenciación. Esta investigación, hay que entenderla bien, nos ayuda a descubrir mucho mejor cuales son nuestras raíces: cómo aparecimos y nos convertimos en lo que hoy somos.

¿Qué nos cuentan sus genes?

Un apartado muy importante del hombre de Ust'-Ishim, como ya hemos comentado, es que era un hombre "moderno". No tal vez como tu y yo lo imaginamos, pero hablamos de la especie tal y como la conocemos. Esto nos permite entender mejor qué pasó hace 45.000 años en una etapa glacial del planeta. Por entonces el clima era mucho más frío y las poblaciones eran eminentemente nómadas y tribales debido a varios factores. El hombre de Ust'-Ishim no fue una excepción y en sus genes se han encontrado "restos" del material genético neandertal.

Los humanos habríamos acumulado entre una y dos mutaciones por año en nuestro ADNEsto quiere decir que los antepasados de este hombre ya habrían "hibridado" (sí, es lo que parece) tiempo atrás. Por la longitud de los segmentos de ADN los investigadores creen que esto pudo ocurrir etre 13.000 y 7.000 años antes que el hombre de Ust'-Ishim, una estimación bastante más precisa que la que teníamos hasta ahora. Pero más importante que esto, la secuenciación de su genoma nos deja ver que el hombre de Ust'-Ishim estaba muy relacionado con los asiáticos actuales. Su presencia en Siberia solo da a pensar que su grupo se separó de otro grupo mayor anterior de manera que los humanos modernos usamos una vía alternativa para migrar por Eurasia hace 45.000 años.

Incluso existe la posibilidad de que este grupo simplemente desapareciera en Siberia tiempo después sin dar descendencia. Ya que extraer y secuenciar la secuencia de un ser humano de 45.000 años de antigüedad es un tanto costoso, los investigadores no han dudado en exprimir toda la información posible. Otro dato que se puede sacar de este análisis es una estimación de la tasa de mutaciones que ha sufrido el ser humano. Este estudio es un tanto controvertido, como explican los investigadores, pero los datos dados por la estimación coinciden bastante con los esperados: entre una y dos mutaciones acumuladas por año desde que el hombre Ust'-Ishim pisó la tierra.

Cómo sacar el ADN de un "fósil"

Vale, esto es engañoso. Los huesos del hombre de Ust'-Ishim no están fosilizados, claramente. No podría extraerse ADN de una pieza petrificada al igual que tampoco puede extraerse de los mosquitos encerrados en ambar, como nos hicieron creer en Jurassic Park. Al menos no de la suficiente calidad. Sin embargo, los investigadores no han dudado en comentar que la calidad del material genético del hombre de Ust'-Ishim es sencillamente El ADN del hombre de Ust'-Ishim se extrajo del fémurgenial. Prácticamente de la misma que la de cualquier humano actual. ¿Y cómo lo han obtenido?

Para poder sacar el material y secuenciarlo se llevaron los huesos secos pero no mineralizados, esto es, petrificados, del hombre de Ust'-Ishim a una sala limpia en Leipzig, Alemania. Una vez allí se cogió su fémur y se sacó polvo de hueso con un taladro de dentista y se extrajo el ADN. Para ello hubo que usar técnicas especiales para la extracción y la "amplificación" del material genético, unos métodos muy conocidos actualmente y que consisten básicamente en hacer copias del material original. Una vez que se tiene una cantidad suficiente de este ADN se pone a secuenciar y se mete en una base de datos donde se podrá comparar y analizar.

El método de secuenciación del genoma es también un proceso bastante conocido y perfeccionado hoy día. Obviamente en el caso de el hombre de Ust'-Ishim la operación habrá necesitado de técnicas especiales y cuidados no menos delicados. Sin embargo el procedimiento permitirá que todos los investigadores del mundo puedan acceder a la información que encierra su genoma, un código que cuenta todos los secretos de un ser humano que vivió hace 45.000 años y que ahora nos ayudará a entendernos un poco mejor.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.