Cada vez que un fabricante presenta un nuevo modelo suele escoger para el vehículo de demostración los colores que marcarán tendencia en los próximos años. ¿Recordáis la moda de los coches pintados en mate? ¿O los vehículos deportivos con pinturas tricapa o perladas? Los salones del automóvil repartidos por todo el mundo son el mejor sitio para exponer las nuevas tendencias cromáticas que surcarán las calles durante los próximos años.

El objetivo de presentar un vehículo con colores llamativos, efectos imposibles y técnicas novedosas es buscar la diferenciación de la competencia, hacer que el público se fije en tu coche, llamar la atención al fin y al cabo. Para orientarnos como clientes, los diseñadores de la división Coatings de BASF han publicado las nuevas tendencias cromáticas que veremos en los automóviles para la temporada 2014/2015, una gama de colores que, aseguran, marcará tendencia y cuyo protagonista será muy especial: los efectos especiales.

Los diseñadores escogen el color del coche basándose en la estética, la ingeniería, la comercialización y la moda.

La distinción basándose en la calidad y los valores toma el relevo a los colores lujosos. Si hace años se buscaba llamar la atención, para la temporada 2014/2015 los diseñadores buscarán lograr un efecto de admiración, y para conseguirlo será vital la innovación en materia de efectos especiales. Y valga un ejemplo, usar un revestimiento, de reciente desarrollo, que contiene partículas de cristal muy finas que reflejan la luz, creando un destello muy característico. Este revestimiento tiene nombre propio: XSpark®, y será el encargado de dotar a las pinturas de una cierta actitud, abriendo por el camino nuevos espacios cromáticos dándole mucha más importancia al color, como comenta Astrid van der Auwera, del equipo de diseño global de BASF.

Si damos un vistazo a lo largo de los últimos años, vemos cómo han predominado colores sólidos, con efecto perla y metálicos así como las pinturas con efecto mate, pero ahora entra en juego XSpark. La llegada de los efectos especiales aumenta la complejidad y la variedad de colores que pueden usar los diseñadores de los fabricantes para crear los nuevos vehículos. Pero no por ello se abandona el uso de colores clásicos. Estos son algunos ejemplos de cómo funciona XSpark, fijaos en cómo incide la luz en los relieves y el efecto que produce:

Muchos clientes de los clásicos fabricantes premium están apostando por opciones individualizadas para diferenciar su vehículo del resto de los compradores, y ya no vale con colores vivos y atrevidos, en la innovación está la diferencia, en BASF lo saben y por eso presentan las nuevas tendencias cromáticas para el sector de la automoción, apostando fuertemente por colores complejos y polifacéticos.

Con este nuevo efecto se consigue que colores clásicos, como el plata o el azul, o incluso más arriesgados como los bronces, oros, morados o esmeraldas, tengan un comportamiento totalmente individualizado y por ello, los ángulos de los coches se refuerzan ligeramente.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.