Robots, carritos inteligentes… así será el supermercado del futuro

Las nuevas tecnologías están irrumpiendo con fuerza en todos los ámbitos y también te avanzamos que sucederá lo mismo en el supermercado de tu barrio en cuestión de no mucho tiempo. La idea básica que persiguen las grandes cadenas de supermercados reside en mejorar la experiencia de compra. Con unos márgenes sobre producto menguantes debido a la elevada competencia existente, las principales marcas van a perseguir fidelizando a sus clientes y aquí las tecnologías futuristas van a cobrar un papel importante. Esta semana hemos sabido que el gigante británico TESCO ha esbozado cómo prevé que serán sus supermercados en un futuro que se puede tocar con los dedos, y amigo, lo que van a cambiar las cosas.

La cadena pretende incorporar robots y la inteligencia artificial para proporcionar valor añadido a sus clientes, o bien ser mucho más eficientes en la gestión de stocks. No te esperes encontrarte con un simpático robot en caja pasando tu compra y diciéndote el total, pero sí verlos en los lineas reponiendo las unidades que faltan e inventariando al tiempo el contenido. En lo que toca a la inteligencia artificial, TESCO está experimentando con Watson, el proyecto de IBM en este terreno, con el objetivo de crear un sistema que recomiende recetas personalizadas a los clientes, suponiendo que indicando además, dónde se encuentran los productos.

9-ways-supermarkets-are-going-high-tech-8219970f3b

Pero los grandes del sector sin duda que van a confiar en la tecnología más avanzada para aliviar el sufrimiento del punto que genera más estrés en el proceso de compra: el paso por caja. Las largas colas, el tener que meter todo en las bolsas ante la mirada impaciente de los que están detrás, o el largo proceso de pagar con la tarjeta de crédito, son momentos que a la mayoría le encantaría evitar. Y ya se está ensayando con sistemas de pago biométrico, en los que con poner un dedo en el lector, se da por finalizada la compra. Otro de los engorros que nos ahorraremos en el futuro podría ser evitar sacar la compra del carrito para proceder al pago: ya se está experimentando con apps que leen el código de barras y hacen el conteo de forma que al llegar a caja sólo haya que pagar.

Recomendados