¿Cuántas veces compruebas la presión de las ruedas de tu coche? Probablemente muy pocas y probablemente circules con una presión incorrecta en ellas pese a que tu coche tenga un sistema de control de presión de neumáticos. La tecnología está tratando de acabar con ciertos hábitos de mantenimiento que hay que realizar de forma periódica al coche, como comprobar la presión de las ruedas, una tarea engorrosa, incómoda y de la que no somos conscientes de su importancia.

Circular con una presión más baja o alta de la recomendada interviene directamente en el consumo del vehículo, que tiene a ser algo más elevado si las ruedas no están correctamente hinchadas. También la presión que deben tener los neumáticos es diferente en función de la carga del vehículo... Todas estas variables hay que tenerlas en cuenta de cara a, por ejemplo, realizar un viaje.

Los neumáticos en mal estado afectan directamente a la seguridad.

Goodyear anunció hace dos años su tecnología Air Maintenance Technology (AMT), que permite tener el neumático siempre hinchado según las necesidades de carga, temperatura... pero ahora nos avisan que dicho avance podremos verlo mucho antes de lo que nos esperábamos, para 2016 podríamos ver los primer vehículos con este sistema.

La tecnología de la que hace uso el AMT se centra en una bomba peristáltica que emplea la propia presión realizada por el neumático con el asfalto para regular la presión del mismo. Lo más importante es que todo lo necesario se encontraría en el interior por lo que cada neumático tendría esta tecnología. ¿Por qué es importante? Por que todos los coches podrán disponer de esta tecnología, mucho más interesante que los actuales sistemas de control de presión, cuyo funcionamiento es bastante limitado y se limitan solo a informar.

Goodyear ha confirmado que ya está probando estos nuevos neumáticos por lo que la fecha de 2016 parece ser muy realista y esperamos que esta genial idea llegue a casi todas las medidas de neumáticos disponibles a un precio no muy elevado.