Tim Cook es una de las personas más relevantes de la tecnología, es el CEO de una de las empresas más valiosas del mundo. Desde que ocupó ese cargo tras la muerte de Jobs, el valor de la acción se ha multiplicado por dos en tres años. Las dudas iniciales sobre su capacidad de dirección de una empresa tan peculiar como Apple han sido despejadas a base de una capacidad de gestión que sólo su entorno más cercano vaticinó en el momento de su nombramiento. Pero hoy, Tim Cook ha dado un enorme paso al frente que va mucho más allá de su empresa y de la tecnología.

"Estoy orgulloso de ser gay, y creo que serlo es uno de los mayores regalos que me ha dado Dios".

Po9zcIv

Hasta ahora, nunca Tim Cook había hablado públicamente de su condición sexual. Tampoco la había negado, de todas formas. Y es muy importante que alguien como él lo haga.

Las cadenas no están rotas

La homosexualidad ha sido tratada históricamente como un defecto, un vicio, un pecado. Como una enfermedad. Ha habido reproches, castigos, avergonzamientos, hasta penas de muerte. Se habla de homosexuales y bisexuales como "degenerados".

En 79 países del mundo, la homosexualidad sigue siendo ilegal:

homosexualidad ilegal

Hasta hace cinco años, en 2009, en Estados Unidos no se condenó públicamente la Terapia de reorientación sexual. Según PewGlobal, la homosexualidad no tiene una visión positiva por el 40 % de la población de Estados Unidos. En Canadá, en un 20 %. Argentina, de un 26 %. En Francia, de un 23 %. España, 12 %. Si nos vamos a África, las cifras son para echarse a llorar: 99 % en Nigeria, 97 % en Egipto, Senegal y Ghana.

homosexualidad

18 estados de Estados Unidos prohiben el matrimonio homosexual todavía, según Human Rights Campaign. Datos de Animal Político: un 74 % de la población rechaza la adopción por parejas homosexuales, el 51 % rechaza el matrimonio homosexual. Hay asociaciones católicas que hablan públicamente de la "curación de la homosexualidad". Dos ejemplos: Catholic.net y la Asociación Católica de Psicología.

En países teóricamente desarrollados, como España, tenemos que soportar esto de vez en cuando:

¿De verdad parece irrelevante que el CEO de una de las empresas más valiosas del mundo haya dado este paso?

La orientación sexual, como explica Cook, no es sino un rasgo más de nuestra compleja y diversa personalidad. Nuestra estatura, profesión, color de pelo, gustos musicales o el sexo de las personas que nos atraen son pequeñas piezas del puzzle que en realidad somos. Con un "pero". Ser homosexual sigue siendo hoy un problema en buena parte del mundo, donde lo menos que te puede pasar es que te insulten o lancen un comentario despectivo. Por eso es tan importante (y valiente) el paso que ha dado hoy Cook. Por si fuera poco, con su referencia a la religión, desafía públicamente al catolicismo conservador como el del vídeo que encabeza estas líneas.

Su carta significa un avance para que dentro de unos años dejemos de ver cifras y contenidos tan avergonzantes como los de arriba. Necesitamos gestos que visibilicen, más si vienen de personas tan relevantes como el CEO de Apple. Para que un día ser heterosexual u homosexual sea plenamente aceptado en la sociedad, y que gestos como el de Cook dejen de ser noticia. Pensar que sus palabras sobran o no suman nada más a una realidad de facto significa, en cierta manera, que vemos la orientación sexual desde una perspectiva sesgada y cómoda, muy alejada de los datos estremecedores que citábamos más arriba. Los movimientos por integrar y hacer sentir iguales a las minorías siempre deben ser bienvenidos.