Sir Jonathan Ive es una de las mentes más importantes en la empresa gigante de Cupertino desde hace muchos años, pero desde que pasó a formar parte no solo del equipo de diseño industrial, sino también del de iOS, es considerado (aún más) un antes y un después en la historia de Apple. Su trabajo es excepcional y reconocido en todo el mundo (tanto tecnológico como de diseño), y es de los hombres que incluso ponen un cuidado exhaustivo en el diseño de la caja de los productos que venderá.

No es de extrañar que no se tome muy bien que le copien sus diseños. Hay un refrán popular muy famoso que habla de "cómo el copiarse es un tipo de halago"; para algunos puede que sea así, para Sir Jony Ive no:

"No les mentiré, soy algo duro al respecto. Yo no lo veo como un halago. Si tu estás trabajando en un producto por primera vez tu no sabes cómo funcionará. Pasas años, siete u ocho, trabajando en eso y luego... es copiado. Seré honesto, lo primero en lo que pienso al ver eso es en todos los fines de semana que pude estar en casa con mi familia y no lo hice por estar trabajando en ese producto, y es copiado. Eso se llama robar, y es digno de perezosos."

Estas han sido las declaraciones del máximo responsable del diseño en Apple en el evento Vanity Fair's New Establishment Summit cuando el entrevistador, un editor de la prestigiosa revista de moda, le preguntó qué opinaba sobre las constantes copias de Xiaomi a sus diseños.

Y es que seamos sinceros, lo de Xiaomi es un descaro increíble. Han copiado no solo los dispositivos de Apple, sino también las famosas presentaciones iniciadas por el ahora difunto Steve Jobs, hasta el "One More Thing...". Claro, es por eso que no podemos esperar ver estos móviles Xiaomi en occidente, fuera del mercado chino donde están tan cómodos, debido a que por estos lados del mundo esas copias de patentes y diseños son penadas por la ley.

Mientras tanto, Jony Ive dice que esto es robo, robo de trabajo, de investigación y desarrollo, y de muchas horas de sueño perdidas por creer en un proyecto. Si lo ves desde sus zapatos, no podemos estar en desacuerdo.