El propio nombre del Fire Phone es, desde luego, incendiario, y este incendio parece haberse trasladado a la sede de la firma, donde Bezos va a tener que reunir fuerzas y explicar a los accionistas de la compañía qué ha sucedido con el revolucionario terminal. Lo cierto es que el lanzamiento del esperado smartphone de Amazon fue por todo lo alto y consiguió llamar la atención de un mercado muy polarizado. Pero no transcurrió mucho tiempo antes de que saltaran las primeras señales de alarma: en julio de este mismo año ya se avanzaron unas abultadas pérdidas de 120 millones de dólares, debidas en parte a los costes de desarrollo del Fire Phone. Pero como suele suceder en estos casos, la realidad superó la previsión.

Posiblemente, el gran error de cálculo de Bezos con este producto haya sido intentar repetir el éxito del Kindle Fire
No se puede decir de otra manera: el Fire Phone ha sido un fiasco de dimensiones considerables, y en gran parte, responsable de las pérdidas anunciadas en el trimestre y que suman los 437 millones de dólares ¿Qué porción del agujero corresponde al smartphone de la casa? 172 millones de dólares. Una apuesta muy arriesgada que ha salido torcida para Bezos, el hombre que hasta la fecha parecía tener el viento siempre de su lado. Los costes de inventario se disparan y la firma no sabe muy bien qué hacer con el stock.

¿Qué ha fallado exactamente? No tiene mucho sentido llevar el análisis al terreno del hardware o las prestaciones, porque el terminal era solvente en este aspecto. Posiblemente, el gran error de cálculo de Bezos con este producto haya sido intentar repetir el éxito del Kindle Fire con un smartphone. El tablet de Amazon sí fue un acierto, porque logró dar más aire al ecosistema permitiendo que los usuarios disfrutaran de películas, series y libros en la gran pantalla del equipo. El fabricante logró, por otro lado, un precio de venta muy agresivo y la rueda pronto comenzó a girar a gran velocidad.

Un error de cálculo

Las cosas no podían ir mal. Con el know-how que cuenta la mayor tienda del mundo y ahora la experiencia de los tablets, la entrada en el segmento de los smartphones tenía que ser triunfal. En los planes de Bezos, el Fire Phone sería un nuevo instrumento para que el usuario disparara la compra impulsiva y continuara descargando libros o películas para ser disfrutadas en su gran pantalla. A buen seguro que más de alguna voz prudente le advertiría que el mercado de la telefonía es diferente, pero suponemos que no será fácil llevar la contraria a un líder de rompe y rasga como el de Albuquerque. No habría réplicas posibles. El Fire Phone arrasaría.

Pero esta previsión se dio de bruces con otro de los muros contra los que se habrían estampado los de Bezos: la percepción del cliente. Nokia es un fabricante de smartphones, como lo es Samsung o HTC, pero es difícil zafarse de la imagen de Amazon con su bien logrado eslogan 'The everything store'. El gigante del comercio on-line se ha hecho tan fuerte en el segmento de la venta a través de internet que cuesta asumir que ahora también se dedica a esto de los smartphones. Bien, uno podría decir que este desvío en la percepción también podría ser aplicable a los tablets, pero este producto, en el fondo, no dista mucho de un lector de libros electrónicos, ni en formato, ni en prestaciones.

jeff-bezos-sad

Sin embargo, un smartphone abre un nuevo abanico de uso cuyo fuerte no está siempre en el consumo de contenido on-line, el gran valor añadido de Amazon, sino en aplicaciones, servicios o prestaciones que facilitan la vida al usuario. Si a esta cadena de errores de cálculo sumamos un precio propio de terminal de gama alta, entenderemos gran parte del batacazo de Bezos y compañía. Y para colmo de las desgracias, los pocos usuarios que han adquirido el equipo han volcado su frustración en lacerantes críticas en la propia Amazon. Suponemos que ha fallado un poco de todo en esta apuesta, o como simplifica el analista Avi Greengart, "Amazon no ha proporcionado suficientes motivos al usuario para comprarlo".

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.