Las baterías de carga rápida son geniales, pero también queremos que nos duren más de 2 años sin haber reducido su capacidad drásticamente. Tal vez ambas sean compatibles y no haya que sacrificar velocidad por longevidad. La universidad tecnológica de Nanyang ha desarrollado una batería de iones de litio que puede cargarse al 70% en 2 minutos y que debería mantener su desempeño unos 20 años a diferencia de los pocos meses que duran en la actualidad.

No es sólo más rápida de cargar, sino que dura mucho más. El truco es usar nanotubos de dióxido de titanio para el ánodo en lugar de grafito. Incrementan la velocidad de la reacción química en la batería y ofrece más de 10.000 ciclos de carga en lugar de los 500 de las baterías que ensamblan nuestros smartphones.

NTU Assoc Prof Chen Xiaodong with research fellow Tang Yuxin and PhD student Deng Jiyang

No hay desde luego fecha confirmada sobre cuándo podríamos ver estos avances implementados en los nuevos smartphones, pero los nano tubos de titanio son fáciles de fabricar y relativamente baratos. Podrán ser una de las piezas claves para la mejora de las baterías, además de eliminar la obsolescencia forzada de los terminales. Además podrá tener un gran impacto no sólo en los móviles tablets y portátiles sino en los coches eléctricos, pudiendo cargar la batería en minutos, no horas y sin tener que reemplazar las baterías antes de reemplazar el coche entero.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.