Este 2015 es un año importante en la cultura popular. En primer lugar, porque dentro de un año exactamente (21 de octubre de 2015), será el día en el Marty McFly compre el almanaque deportivo y de lugar a una realidad alternativa. Y en segundo lugar porque se cumplen 30 años de la película que da nombre al 'plot' anterior. Con motivo de su trigésimo aniversario, los cines se vestirán de gala para el reestreno de Back to the Future, y como suele ser habitual con esta franquicia que ya forma parte del colectivo, este reestreno no vendrá solo.

Robert Zemeckis, IMG Artist y Schwartz Gorfaine han anunciado que, vía Universal Pictures, Back to the Future volverá a los cines de todo el mundo este 2015 acompañado por una orquesta en vivo que tocará la banda sonora de la película de la mano de Alan Silvestri. Aunque mucho me temo que esta banda sonora en vivo se limitará a algún cine de Estados Unidos, y a su estreno en Suiza, se trata de uno de los mejores homenajes que se le pueden hacer a la cinta por su 30 aniversario.

2015 será el año que Marty McFly, Doc y Jennifer vuelvan al futuro, pero esta vez a nuestros cinesSilvestri, que fue nominado a un Oscar por su banda sonora para la primera película de 1985, protagonizada por Michael J. Fox , Christopher Lloyd y Lea Thompson , creará aproximadamente 15 minutos más de material adicional para la película aprovechando su estreno en todo el mundo, empezando con la proyección en Lucerna, Suiza, en mayo del próximo año. De hecho, la banda sonora, y su tema principal, es uno de lo más conocidos del cine, y esos 15 minutos adicionales pueden convertirse, de nuevo, en otro de los 'gags' de la cultura popular.

No se vosotros, pero 2015 va a ser emocionante en lo que al cine y a la televisión se refiere, y el reestreno de Back to the future en nuestros cines es la guinda del pastel. El mejor regalo que podían hacerle a la generación de los 80s-90s, dando la oportunidad a los más jóvenes de ver una de las trilogías que mejor ha aguantado el paso del tiempo de nuevo en los cines dando la vuelta al mundo. Al final, donde vamos no necesitamos carreteras.

👇 Más en Hipertextual