La pregunta no solo es por qué Apple siente la necesidad de mostrar su Apple Watch durante la semana de la moda en Paris, es, ¿por qué eligieron mostrarlo en Colette y no en una de las dos Apple Stores en la ciudad?

1. Apple no venderá el Apple Watch como un dispositivo tecnológico

Cualquier persona que piense que Apple pretende hacer la estrategia de venta y marketing de su smartwatch como un gadget más que compite contra otros relojes de Samsung, Sony, LG o Motorola está total y completamente equivocado. Desde el día uno el lenguaje, el enfoque y la promoción del dispositivo apunta hacia un mercado totalmente alejado a la tecnología y mucho más cercano al de un accesorio de lujo.

El movimiento va a generar toda clase de críticas: poca aceptación del sector más tradicional de los relojes y rechazo por parte de los nerds apasionados de la marca, fanboys de vieja guardia con dificultades para entender las estrategias alejadas de lo tecnológico.

Durante la exhibición de un día en Colette, no hubo un solo indicio, ni un solo acercamiento en invitados, en la forma de mostrarlo o en la forma de exhibirlo que se pareciera a la manera en que se comercializa o se promociona un dispositivo tecnológico. Es como si se estuviera mostrando una pieza de lujo que cuesta miles de dólares.

2. El Apple Watch Edition será caro, muy caro

Apple anunció que el Apple Watch se venderá a partir de 350 dólares, pero hay tres versiones con una gran serie de combinaciones y nadie se debería sorprender si el Apple Watch Edition esté muy por encima de los mil dólares. John Gruber calcula unos 5 mil.

Colette vende variaciones del iPhone 5s por 1500€ y hay mucha gente comprándolo solo porque puede. El hecho que Apple decida hacer la exhibición ahí es un indicio de los precios que podemos esperar y el público al que pretenden llegar con el Apple Watch Edition de oro de 18 dilates.

3. Apple pretende entrar de lleno a un mercado completamente nuevo

Con el iPod Apple entró al segmento musical. Con el iPhone revolucionaron el mercado de las telecomunicaciones. Han logrado transformarse y adaptarse a industrias alejadas de la tecnología pura y dura que son las computadoras personales.

En el caso del Apple Watch, entrarían a un segmento muchísimo más alejado de la tecnología como fenómeno e inclusive como industria y acercarse al sector de los accesorios de vestir. Actualmente, todas las marcas fabricando smartwatches venden sus dispositivos desde una visión tradicionalista, como un gadget más, veremos a Apple total y completamente alejada de esta estrategia y posicionándose como una marca premium vendiendo un dispositivo que quieres tener, que se ve bien, de muy buen gusto que resulta que hace mil cosas, a la que le puedes instalar apps, es capaz de interactuar contigo y con tu iPhone.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.