Antes de escribir este post me lo pensé bastante, no importa cuanto te digan los buenos amigos que no debes prestar atención a los haters en Internet, es difícil no sentirte aunque sea una pizca de mal cuando recibes odio de gente que se escuda en la pared de sus ordenadores para insultarte. La última vez que se me ocurrió expresar una opinión de por qué las mujeres no arruinamos todo solo por existir o por ser Thor, pues se me quitaron las ganas de leer comentarios por mucho tiempo. Mientras que hacer chistes sobre por qué las mujeres deberían quedarse en casa haciendo sándwiches en la cocina es completamente aceptable y "divertido", que una mujer tenga opiniones fuertes o que le moleste que tipos le griten asquerosidades no solicitadas en la calle, es un horror de drama y exageración de histéricas que buscan atención.

La verdad es que odiar es socialmente aceptable, y cuando alguien se atreve a enfrentarse a ese odio que llevamos todos arraigados dentro, siempre una horda lo quiere crucificar. Anita Sarkeesian ha venido creando una serie de vídeos en su canal de YouTube, Feminist Frequency, en los que expone cómo las mujeres son tratadas como objetos en los videojuegos, como son mayoritariamente un premio que ganarse, una damisela que salvar que no puede hacer absolutamente nada por sí misma, o un par de tetas que mirar, y como todos estos estereotipos perpetúan la visión que tiene la sociedad del rol de las mujeres en el mundo. ¿Qué ha recibido Anita en cantidades industriales por eso? Odio.

Anita no odia los videojuegos

Todo lo contrario, como una chica que creció jugando videojuegos, Anita tomó un interés especial en ellos, y como un ser humano con ojos, oídos y un cerebro que funciona, se dio cuenta de algo que es obvio: los videojuegos son ridículamente sexistas. Cuando la industria decidió que el público al que iban dirigidos los juegos de vídeo serían principalmente los hombres, luego del desastre de Atari y que el mercado se había ido al demonio, fue mejor enfocarse en un solo grupo de mercado que en todo el mundo. Es así como nació el videojuego del héroe que lo mata todo para rescatar a la princesa, porque todos sabemos que las princesas son incapaces de rescatarse solas o de ser el héroe.

No, no todos los videojuegos son así, pero la enorme mayoría, sí. ¿Eso los hace menos divertidos? No. Pero ¿por qué la necesidad de tratar a las mujeres como objetos, picarlas en pedazos, llamarlas putas, atropellarlas con camiones, ponerlas en las vías del tren para ganar un logro, usarlas de escudo humano, de pelota de fútbol, de moneda de cambio...?

Tal vez te parezca que no hay ningún problema con esto, pues no es la vida real, solo un juego. Así como las películas son solo películas, la televisión es solo la televisión. Creer que este tipo de medios no influyen en la manera en la que piensas o actúas es vivir completamente engañado. Mejor irte a vivir en un videojuego de una vez, porque has perdido el contacto con la realidad. El cine, la TV, y los videojuegos influyen de manera subconsciente en el modelaje de las personas en las que nos convertimos.

Si vemos actos y comportamientos racistas, homofóbicos, sexistas, o xenofóbicos de cualquier tipo en estos medios de forma no critica, terminamos por aceptarlos como normales. Y, solo perpetuamos toda la porquería que llevamos en la mente.

Un mensaje que quiere ser escuchado

Anita se ha ganado el odio de muchos por decir lo que piensa y exponerlo con hechos. Hechos irrefutables de que hay cosas con los juegos que deberían y que pueden cambiar. Anita no está diciendo que lo videojuegos son del diablo o que merecen desaparecer, está diciendo que el público no es el mismo de hace 10 años, que ahora juega hasta mi abuela y la tuya. Que "gamer" no es un título que te dan en la universidad de Super Mario Bros al que solo los nerds de ultra que tienen granos, almuerzan doritos, y pesan 300 kilos, pueden acceder. No, ese estereotipo intenta desaparecer, las cosas han cambiado, y quizá es por esto que muchos se sienten amenazados. Amenazados por perder ese algo único y exclusivo que tenían y por lo que fueron perseguidos y tratados de bobos, frikis, paletos o cuanta palabra ofensiva se le pueda poner encima.
¿Quién tiene permitido ser gamer? Cualquier persona.

Nadie se va a llevar tus juegos, que a la vecina que juega Candy Crush la consideren ahora gamer no te va a quitar tu "título" de super gamer harcore anticasuals que tiene todos los trofeos de todos los juegos que ha jugado en el mundo mundial. Si te parece que las mujeres son una feminazis por querer ser representadas igual que los hombres en un juego o en una película, te deseo nunca formar parte de una minoría oprimida en tu vida. Y no sé cómo miras a la cara a tu madre, tu abuela, tu novia/esposa, tía, prima, hermana, o el espejo.

Que GTA ridiculice a todo el mundo, represente todo vicio de la sociedad, y sea una oda a la desgracia que es el mundo, no justifica su sexismo. Y, hey, pocos juegos me encantan tanto. Y que nos haga gracia toda esa representación solo es un reflejo de lo dañados que estamos como sociedad. Sí, se puede disfrutar de un juego y analizarlo de forma critica al mismo tiempo.

No solo lo violento es divertido

Anita Sarkeesian ha recibido amenazas de muerte, de violación, de asesinatos masivos si se presenta en lugares públicos, insultos de todo tipo, gente que le pide que se suicide, se han hecho vídeos y webs dedicadas únicamente a ridiculizarla. Solo basta mirar las menciones que le hacen a su cuenta de Twitter para darse una idea de lo enfermos que están algunos. Hasta un juego de vídeo para dispararle a su cara y hacer puntos "matándola de mentiras". Todo "divertidisimo" para cualquiera que es incapaz de sentir empatía por otros y ponerse en el lugar de alguien que es acosado todos los días, y ¿por qué?...

¿Qué daño hace a los videojuegos el mensaje de Anita Sarkeesian?

... Porque los videojuegos son sexistas y Anita lo dijo en voz alta y mucha gente escuchó. No solo matar árabes terroristas (y ni empecemos con ese otro estereotipo basura), y atropellar prostitutas en la calle puede ser divertido. Enorme cantidad de desarrolladores han apostado por otro tipo de historias, cada vez se hacen juegos más inclusivos, donde se pueda elegir ser hombre o mujer por igual, ser negro, asiático, latino, blanco, gordo, flaco, heterosexual o gay. Donde se cuenten historias diferentes, no solo la historia del héroe musculoso blanco que salva al mundo solito y se gana la chica de premio. Tener una heroína femenina con una personalidad y no solo tetas gigantes que brincan o lanzan cohetes. Y que no tengo nada en contra de tetas gigantes lanzacohetes, pero deseo variedad. Me gustaría sentirme identificada con más personajes, ser representada como algo más que otro baúl que abrir, otra moneda que coleccionar.

¿Qué daño hace el mensaje de Anita Sarkeesian a los videojuegos? ¿Cuál es el problema con analizar de forma critica algo que te gusta? ¿Qué tan difícil puede ser aceptar que hay algo que necesita y puede cambiar para mejor? ¿Cómo amenazar de muerte y violación a alguien tiene que ver con la ética en el periodismo de videojuegos? ¿Cómo ofende a los "gamers de verdad" que ahora todo el mundo quiera jugar? ¿Qué daño le hace a la industria que ahora se vendan más consolas y juegos que nunca porque hay más público? ¿Cómo afecta tu maravillosa vida que las mujeres jueguen videojuegos como cualquier hombre?

Si te molesta que Anita reciba tanta atención de los medios, claramente te molesta su mensaje. Puedes empezar por aceptar tu odio y tu sexismo de closet, e intentar ser un humano más decente.

Yo amo los videojuegos, son una de las cosas que más me gustan en la vida. Prefiero pasar horas jugando Fallout que salir a la calle, y no veo a los videojuegos yéndose a ningún lado. Creo que las cosas van para arriba, que cada vez serán mejores, y que algún día no muy lejano nos dejemos de payasadas y nos tratemos todos con igualdad. Que los haters se queden solos en su oscuridad, o que terminen de salir de ese hueco y entiendan que el mundo es grande, está lleno de variedad, y hay espacio para todos.