Los sistemas de navegación de los vehículos cada vez son mejores, más rápidos, con mejores actualizaciones, conectividad... pero para determinado nicho de mercado son contraproducentes. Los motivos son muy sencillos, por norma general, no calculan la ruta más adecuada para un vehículo eléctrico, por lo que un correcto uso de estos sistemas repercute directamente en el mayor pero de estos coches, su autonomía.

Un sistema de navegación debe estar actualizado y ofrecer la ruta de menor consumo energético.

Un grupo de investigadores de la Universidad de California ha creado una nueva herramienta de navegación para vehículos eléctricos con el que pueden reducir el consumo de energía hasta en un 51%. Para conseguirlo, este sistema de navegación añade a las variables para el cálculo de la ruta: la situación del tráfico en tiempo real, el tipo de carretera y su pendiente, entre otros.

Para las pruebas de este sistema de navegación, que se hicieron por todo el campus de Riverside, se tomaron tres rutas para llegar al mismo destino, la más corta, la más rápida y la que menos consumo energético necesitase. A través de estas variables se desarrolló un sistema de pruebas y simulaciones para perfilar el algoritmo llegando a conclusiones muy interesantes:

  • El ahorro energético se sitúa entre el 25% y el 51% cuando escogemos la ruta más rápida, pese a que la distancia aumentó entre un 3% y un 19%.
  • Escogiendo la ruta más corta, el ahorro energético se situó entre el 5% y el 25% pero la variación en el tiempo empleado podían oscilar mucho.
  • La ruta que menos energía consumía sin ninguna restricción en el tiempo de viaje no tenía sentido en algunos casos puesto que el aumento en el tiempo empleado podría llegar hasta el 186% y la distancia podría aumentar hasta un 16%.

Estos avances son también interesantes para vehículos no eléctricos.

Los investigadores realizaron más de 100 viajes durante el pasado año para probar el sistema de navegación con rutas comprendidas entre las 18,6 y las 23,2 millas. Completando estas pruebas, realizaron más de 4.000 viajes en forma de simulación utilizando los mismos puntos de destino para probar la ruta con menor consumo de energía.

Algunos fabricantes ya incorporan este tipo de cálculos en sus modelos, pero no son tan avanzados como los que promete este nuevo sistema de navegación.

El sistema de navegación desarrollado confirma que la ruta económicamente más interesante desde el punto de vista del ahorro energético, y el consiguiente aumento de autonomía, es la más corta porque la que prima el menor gasto de energía puede conllevar incrementos en el tiempo del viaje injustificables. El grupo de investigadores asegura que aún tienen que seguir trabajando en este sistema, pero si con un cambio en la ruta podemos hacer que la autonomía del coche eléctrico aumente un buen puñado de kilómetros, es algo que debería incorporarse desde ya en todos estos coches, como poco.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.