Samsung ha dado inicio a esta nueva edición de la feria de tecnología y electrónica de consumo más importante de Europa, la IFA 2014. En esta primera gran conferencia para los medios (y amantes de la tecnología), hemos visto renovarse una de sus familias de smartphones más populares y conocidas, con el nuevo Samsung Galaxy Note 4, pero también nos tenía preparadas algunas sorpresas.

Un segundo smartphone o (mal llamado) "phablet" ha sido presentado durante este evento, el Samsung Galaxy Note Edge, segundo miembro de esta generación de la familia Note cuya principal característica, que a simple vista nos sorprende (e impacta un poco) es el contar con bordes curvos muy pronunciados en su pantalla, la cual sirve para, entre otras cosas, manejar algunas aplicaciones.

Características del Galaxy Note Edge

  • Pantalla Super AMOLED de 5.6 pulgadas
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 805 y Exynos
  • Memoria RAM: 3GB
  • Almacenamiento: 32GB o 64GB internos, expandibles vía tarjeta microSD
  • Cámara frontal de 16 MP con Smart OIS. Delantera de 3.7MP
  • Batería: 3000 mAh
  • Dimensiones:151.3 x 82.4 x 8.3mm, 174g
  • Sistema operativo Android Kit Kat 4.4.4

Samsung quiere cambiar la forma en la que usamos el smartphone de nuevo (como lo hizo con la familia Galaxy Note), arriesgándose al añadir un "pedacito" más de pantalla (160 píxeles adicionaleS) en uno de los bordes, de forma curva, que permitirá al usuario ver información adicional o notificaciones sin interrumpir lo que hace en la pantalla "principal", por así decirlo.

Imaginemos ver un vídeo y aún así ver notificaciones en este lado curvo de la pantalla, sin necesidad de interrumpir la vista principal del contenido que disfrutamos. Una idea que suena un tanto útil, pero no será hasta probar con nuestras propias manos el Note Edge que sabremos de verdad. Puedes esperar nuestras primeras impresiones desde la IFA 2014 en breve.