Desde que en el 2012 Bungie presentara un nuevo proyecto con gran misterio, llamado Destiny, nos dejó con grandes expectativas a todos los gamers, especialmente a aquellos que durante tantos años hemos sido fanáticos de la saga Halo. Dos años más tarde, un 9 de septiembre, sale Destiny al mercado, y como muchos esperábamos, está siendo un éxito rotundo en ventas.

Destiny es el gran lanzamiento en los videojuegos del año, algo así como lo que fue GTA V en 2013. El juego de Bungie superó al de Rockstar en ser el más costoso en la historia de los videojuegos, sumando unos 500 millones de dólares en desarrollo, publicidad, mercadeo y producción.

Destiny se hace con el récord al videojuego más vendido en formato digital de la historiaHoy, a 24 horas de su lanzamiento, Bungie anuncia que Destiny ya ha vendido el equivalente a 500 millones de dólares en copias, en apenas su primer día en el mercado. Esto es un logro enorme, que no solo supone el hecho de que la empresa ya recuperó la inversión realizada en el trabajo de años, sino que asegura un gran futuro para la franquicia.

Y es que Destiny es una IP (propiedad intelectual) completamente nueva. No es un Call of Duty o un Grand Theft Auto que lleva décadas sumando seguidores y popularidad. No, Destiny llega como una apuesta completamente nueva y revolucionaria, con ganas de hacerse un lugar entre los titanes del mercado, y lo está logrando.

Exactamente no han dado a conocer cuántas copias han sido vendidas, y claro, cuando hablan de "primer día" también incluyen las reservas que durante meses ha recibido el juego; si hacemos cálculos aproximados, podríamos hablar de más de 8 millones de copias vendidas hasta ahora, aunque ahí no estoy contando las ediciones especiales que cuestan más de los 60 dólares base del juego.

Destiny también comienza a sumar récords, entre ellos el de videojuego más vendido en formato digital, y claro, el mejor lanzamiento para una franquicia completamente nueva. Pero estos 500 millones en su primer día nos dejan claro que habrá Destiny para rato.