Es un startup relativamente joven, con poco tiempo dentro del mercado, pero Citymapper se ha convertido en uno de los mejores ejemplos del inmenso valor que tiene la innovación como vehículo determinante para lograr competir de tu-a-tu en un campo que está básicamente dominado por una sola empresa, en este caso, Google con su omnipresente Google Maps.

Moverte por las ciudades soportadas por Citymapper es sumamente simple, sumamente elegante y sumamente útil. Es una de las apps que deberías usar sí o sí en caso que te encuentres en ciudades como New York o Londres. Recientemente decidieron ampliarse a España con Madrid y Barcelona. Por lo que aprovechamos la ocasión para entrevistar a Omid Ashtari General Manager de la startup para que nos explique parte de la filosofía detrás del proyecto y el por qué de algunas decisiones.

Según nos explicó, fue el premio como mejor app del año que obtuvieron en el Mobile World Congress lo que terminó de convencerlos de entrar a España además de los votos recibidos tanto para Madrid como Barcelona, agregando a Analía Plaza al equipo como Country Manager para España. Citymapper tiene una encuesta permanente donde sus usuarios pueden sugerir nuevas ciudades (acaban de elegir a San Francisco, por cierto).

En cuanto a su funcionamiento, una de las cosas que llamaron mi atención es cómo se han alejado completamente de ofrecer direcciones y opciones de navegación en coche. Todo el enfoque radica en transporte público, bicicleta o caminar. Al respecto Omid nos explicó que no pretenden ofrecer dirección al conducir como otras apps:

Encontrar la opción de transporte público correcta para cada situación es un dilema en el que todos nosotros nos hemos encontrado y por eso sentimos una pasión profunda por solucionarlo. Queremos entender cada una de las ciudades de forma correcta para que los locales realmente sientan que es la mejor app para su propia ciudad.

Pero el gran valor de Citymapper está en la atención al detalle en cuanto al funcionamiento en cada uno de los aspectos relacionados a desplazarse dentro de una ciudad y entender sus particularidades. Un ejemplo muy particular pero que explica perfectamente lo anterior: la línea C7 de Cercanías de Madrid resultó sumamente complicado implementar su recorrido correcto con sus tiempos de salida y llegada pues tiene un comportamiento poco habitual (inicia en Alcalá de Henares pasa por Atocha, Chamartin, hace un círculo, vuelve a pasar por Atocha y Chamartin hasta llegar a Fuente de la Mora). El resultado es una app hecha en Londres que funciona mejor a la hora de ver horarios de Cercanías de Madrid que el propio Renfe.

«Cualquier esfuerzo de monetización agregará valor a la experiencia de usuario»

En la línea de la atención al detalle me llamó gustó la explicación que Omid nos dio con relación a los futuros métodos de monetización que pretenden implantar en CityMapper: cualquier estrategia relacionada a este sentido agregará valor a la experiencia de usuario, que es una de las características clave del producto, y no lo contrario. Por ejemplo: por medio de un acuerdo con Hailo, es posible pedir un taxi desde la propia app. Acuerdos similares podrían ofrecer al usuario el pedir comida a domicilio.

¿Llegará CityMapper a Latinoamérica? de acuerdo a Omid Ashtari, gran parte de las razones para que suceda tiene que ver con la disponibilidad de datos abiertos, es la única forma en que la aplicación puede saber dónde hay tráfico, los horarios de buses, metro o trenes. Si hay incidencias de algún tipo, dónde, cuándo empezó, cuánto tiempo durará, acceso al clima local y demás particularidades del transporte público. En todo caso, el procedimiento radica en la popularidad de los votos hechos por medio de su encuesta.

CityMapper es una app gratuita y está disponible para iOS y Android (optimizado para Android Wear).