Casi un año más tarde, nos volveremos a encontrar. El próximo nueve de septiembre, Apple presentará la siguiente generación de iPhone(s), tal y como la compañía nos ha acostumbrado. Pero en esta ocasión, no será un evento normal. Todo apunta a que en el próximo evento no solo veremos la siguiente generación de iPhone, sino mucho más que eso. De hecho, la propia invitación de Apple ya nos invita a soñar y a mantener altas las expectativas.

Así pues, para ir calentando motores, qué mejor que ir repasando todo lo que esperamos de dicho evento, el cual puede ser uno de los más importantes en la historia reciente de Apple.

iPhone 6

Aunque puede que no sea la estrella del evento –esa parece que será el wearable–, es claramente uno de los mayores anuncios que esperamos ver. A priori, conocemos la mayor parte de sus características técnicas gracias a las últimas filtraciones, las cuales cuentan con una gran cantidad de detalles y parecen ser 100% verídicas. Muy resumidamente, esto es lo que esperamos:

  • SoC. Apple A8 a 2.0 GHz (64 bits)
  • RAM. 1 GB
  • Memoria interna. 16/32/64/128 GB
  • Pantalla. Dos versiones: 4.7 y 5.5 pulgadas.
  • Batería. 1.800 mAh para el de 4.7” y 2.915 mAh para el de 5.5”.
  • Conectividad. Bluetooth 4.0, Wi-Fi dual-band a/b/g/n/ac, 4G LTE y NFC.

A esto debemos sumar un diseño totalmente renovado –muy similar al del iPod Touch de quinta generación–, el sistema operativo iOS 8 (ya presentado en la pasada WWDC 2014) y un sistema de pagos con NFC integrado en Passbook. Poco más esperamos ver en este iPhone 6, aunque, como ya saben, siempre existe la posibilidad de que Apple nos sorprenda con alguna característica totalmente nueva e inesperada.

Wearable

Imagen de Todd Ham

Tras años de rumores y especulaciones, parece que Apple por fin entrará en el mercado de los wearables este año. Y no lo haría de cualquier forma, sino revolucionando esta industria que aún no ha logrado encontrar un camino firme. Eso es, al menos, lo que indican los rumores, las filtraciones y, sobre todo, los últimos movimientos de Apple (contrataciones de importantes directivos relacionados con la industria de la moda, grandes infraestructuras para este evento…).

Del wearable en sí, pocos datos tenemos, pues no se ha filtrado nada respecto a este. No obstante, los rumores apuntan a que se trataría de un smartwatch, que contaría con tecnología NFC, se integraría con HealthKit (pues mediría diversas de nuestras constantes vitales) y contaría con aplicaciones desarrolladas por terceros. Asimismo, parece que no saldrá a la venta hasta finales de 2014 o comienzos de 2015, tal y como ocurrió con el Mac Pro o con el iPhone original (que tardó varios meses en salir a la venta).

Nuevo iPad Air y iPad Mini con Pantalla Retina

Aunque es de lo que menos hemos oído hablar en estas últimas semanas, no sería sorprendente que Apple presente la renovación de sus iPads en este mismo evento. ¿La razón? Normalmente, Apple ha presentado sus iPads junto a los nuevos MacBooks en un evento en octubre. Pero este año no esperamos nuevos MacBooks, pues todos han sido renovados a lo largo del año 2014. Así pues, es muy probable que Apple no organice otro evento después de este del nueve de septiembre y presente los nuevos iPads junto a los nuevos iPhone y su wearable.

¿Qué esperamos de los nuevos iPads? Muy resumidamente, un SoC más potente (probablemente, el A8 que veríamos en los iPhone 6), un aumento de memoria RAM, incorporación de un sensor Touch ID y un diseño ligeramente más delgado. Por lo demás sería, sería exactamente igual que los iPads actuales: mismo diseño, misma pantalla y misma conectividad.

En principio, esto es lo que esperamos ver en el próximo evento de Apple. Cabe lugar a sorpresa, obviamente. Quizá veamos un nuevo MacBook Air con pantalla retina o una renovación del Mac Pro. No obstante, teniendo en cuenta la ausencia de filtraciones relacionadas con otros productos, parece muy improbable que Apple presente algo más que lo citado anteriormente. Aunque ya sabe, Apple y su one more thing son siempre imprevisibles.