malware en ios

Apple se está tomando muy en serio el nuevo producto que presentará, presumiblemente, la semana que viene. Ya no sólo por los pequeños detalles que hay alrededor de la presentación, como el hecho de que sea el mismo escenario donde se presentó el Macintosh hace 30 años, sino también por la actualización de la guía de la App Store que ha sacado a la luz MacRumors.

En ella se especifica que "las apps que no hagan algo útil, único o que proporcionen alguna forma de entretenimiento duradero o simplemente si tu app es espeluznante, puede no ser aceptada". La primera parte está clara y va destinada a aplicaciones que directamente son clones de otras o que son de las que se instalan, se abren y ya no se vuelven a abrir, lejos quedan aquellos días de la iBeer donde simulabas beber una cerveza en tu iPhone. Sin embargo la segunda parte, la de "espeluznante" (que en inglés han usado "creepy"), deja abierta una puerta a todo tipo de interpretaciones. A junio de 2014 existían 1.200.000 de aplicaciones en la App Store ¿Qué pasaría si una app diese un diagnóstico erróneo basándose en los datos que ha recopilado de la salud de un usuario? ¿Podrían usar esa información para enviarnos publicidad? ¿Y si alguien robase esa información albergada en iCloud? Por todas estos motivos y alguno más, Apple ha decidido no aceptar ninguna aplicación que guarde información de salud del usuario en la nube, ni tampoco que realice diagnósticos o predicciones de enfermedades, eso es trabajo de un médico, ni tampoco será posible enviarnos publicidad usando esa información. Tan sólo se podrá recopilar datos con el consentimiento del usuario.

Aunque puede que el motivo principal de esta actualización de las políticas de la App Store sea algo más práctico. Y es que el hecho de incluir varios sensores y poder realizar análisis y diagnósticos supondría entrar en una categoría 2 dentro de los requerimientos de la FDA (Food and Drug Administration), agencia que controla la salud en los EE.UU. Así pues en esa categoría 2 de dispositivos de salud se deberían cumplir unos requisitos muy elevados y que supondrían retrasar aún más el lanzamiento del esperado wearable, algo que en Cupertino no verían con buenos ojos.

Sea como fuere, esta novedad que entrará en vigor con la salida de iOS 8 es una buena noticia para todos ya que evitará, en gran medida, la proliferación de apps inútiles y de dudosa coherencia. Además de tomar un tema como la seguridad de una manera más seria a tenor de los últimos hechos en los cuales se ha visto involucrada Apple.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.