La compañía de César Alierta ha visto un filón en las ofertas por paquetes. Ya sea por el elevado gasto mensual medio que hacen sus clientes, en torno a los 70 euros, o por su baja tasa de desconexión, Teléfonica cree que el futuro está paquetizado. En este sentido la operadora estaría haciendo todo lo posible por ofrecer dos nuevos productos a sus clientes: alarmas y videojuegos.

Los planes de Telefónica con respecto a las alarmas se enmarcarían en una apuesta por la domótica a nivel privado y por los servicios de seguridad. En este ámbito la operadora habría desarrollado un plan de acción creado por su propio personal y estaría en disposición de lanzar una oferta por su propia cuenta aunque no se descarta alguna colaboración con alguna empresa de seguridad. Estos servicios verán la luz, seguramente, antes de finalizar este año. Telefónica tiene casi un millón de clientes de Fusión Por otro lado tenemos los videojuegos, un sector que interesa muchísimo a Telefónica pero que ve aún un poco verde según sus propias ideas. Para ellos, lo ideal sería desarrollar un tecnología que permitiese jugar online y multijugador en las diferentes plataformas en las que ahora mismo opera la compañía. Así pues no se espera ningún movimiento hasta finales de 2015.

Estas dos áreas de actuación ampliarían la oferta de la operadora española hasta convertirla en uno de los gigantes más grandes del país en lo que a tecnología se refiere. Habría que entender estas apuestas de dos modos: el primero es el de rentabilizar su gran inversión en infraestructura de fibra y 4G y el segundo en una manera de frenar las malas cifras que está obteniendo la compañía en los últimos tiempos.

Cabe recordar que otras ofertas convergentes, destinadas a otro público, no tuvieron tan buena acogida como se esperaba. En este sentido Telefónica debería asegurarse de que lo que ofrece es del agrado de sus clientes, sobre todo en el mundo del ocio electrónico, algo que puede ser muy suculento para ellos.