Vehículos eléctricos

El vehículo eléctrico supone algo más que un cambio en el combustible a emplear para su alimentación, supone una revolución en el concepto en el que comprendemos al coche y sobre todo, dotarlo de características y tecnología que era complicado imaginar muy pocos años.

Ford, en colaboración con 7 fabricantes de automóviles y 15 servicios públicos de Estados Unidos, está desarrollando una tecnología que permita a los vehículos eléctricos intercambiarse mensajes con los proveedores de energía a través de la nube. ¿Para qué?

Imagina que todos los vehículos eléctricos o enchufables pudieran comunicarse con las empresas de energía para gestionar la carga de las baterías. El objetivo es, pensando a largo plazo, optimizar y mantener la red eléctrica en equilibrio y siempre en funcionamiento.

Ahora mismo los vehículos eléctricos no suponen ningún problema para la red eléctrica, pero la previsión habla de un crecimiento exponencial dentro de muy pocos años y está la posibilidad de que en periodos de mucha demanda energética (aires acondicionados, olas de calor o frío...) un gran número de coches eléctricos conectados puedan afectar.

Los usuarios podrían recibir incentivos fiscales por participar en el programa.

En Estados Unidos ya existe un uso similar del concepto comunicación para evitar una sobrecarga y lo emplean los aparatos de aire acondicionado. Los clientes que se han inscrito en programa reciben descuentos por permitir que su sistema de climatización funcione de manera intermitente en los momentos de alta demanda.

Esta plataforma de comunicación permitirá a las empresas de servicios públicos contactar con los clientes que se han dado de alta en el programa y gestionar la recarga de sus vehículos enchufados. Este programa será capaz de detener la carga temporalmente para ayudar a gestionar una red que está sufriendo una sobrecarga. El planteamiento también pasa por la posibilidad de gestionar la recarga de una manera más eficiente a lo largo de la noche por ejemplo. Es decir, imagina que un número de vehículos carguen sus baterías durante las primeras horas y otro grupo lo haga a continuación.

El estándar de comunicación que usaría este programa se basaría en Ford MyFord Mobile App por lo que parte del desarrollo ya estaría realizado y solo habría que adaptarlo para permitir la comunicación bidireccional entre la red eléctrica y los vehículos eléctricos. Lo más importante, es que los usuarios podrían detener esta petición de detener la carga si consideran que van a necesitar el vehículo.