Nintendo acaba de presentar por sorpresa la nueva Nintendo 3DS LL. Incluye como novedades la compatibilidad con muñecos Amiibo, un segundo joystick, C-stick, por encima de los botones (que ahora tendrán los colores del pad de Super Nintendo) y dos botones de gatillo más. Este nueva consola portátil será más grande que la 3DS y permitirá nuevas capacidades de control a través de su doble joystick y sus nuevos gatillos.

Además, este lanzamiento viene acompañado de una revisión de la Nintendo 3DS que promete una mejor visión en 3D. Esta mejora está enfocada a poder compartir el juego con otra persona a nuestro lado y tendrá que ver con el ángulo de visión. Además contará con más memoria RAM para correr los juegos de una manera más rápida y desahogada para la consola. Como dato curioso, incluirá un sensor NFC para poder hermanarse con las figuras Amiibo.

Se espera que estén disponibles a partir del 10 de octubre en Japón con unos precios de 11.600 yenes para la New Nintendo 3DS y de 11.800 yenes para la New Nintendo 3DS LL, unos 116 y 130 euros respectivamente. Se espera que lleguen a Europa a partir de 2015.

Este anuncio se produce apenas dos días después de que Miyamoto sugiriera que Nintendo quería volver a contentar a los "hardcore gamers". De este modo se entrevé una estrategia de creación de nuevo hardware y revisión del existente para conseguir el objetivo de vuelta a los orígenes que pretende la compañía nipona.

La parte polémica es que la nueva 3DS tendrá juegos que no serán compatibles con los 45 millones de 3DS vendidas a día de hoy, de generación anterior, pese a que las novedades de hardware no son demasiado considerables. El primer título que no será compatible con las actuales será el Xenoblade Chronicles.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.