El boom de los weareables está en crecimiento, diversos dispositivos están saliendo a la venta, todos con la consigna de portar la tecnología de forma sencilla e innovadora, pero también atractiva. En este momento yo se puede escoger entre ellos por su diseño, sus aplicaciones y también por su costo.

Otra tecnología en crecimiento y con una fuerte aceptación debido a sus numerosas aplicaciones es la impresión 3D. Es común que encuentre proyectos nuevos con esta técnica de impresión que parece estar revolucionando la industria de productos. Está presente en la ciencia, en la medicina, en la música.

Así, estas dos tecnologías unidas no son más que un paso "obligado" debido al boom de ambas y las posibilidades que se abren al combinarlas. Así es como lo han entendido los creadores de este weareable hecho con impresión 3D, de la foto abajo. Se trata de un prototipo realizado por zero360 y la compañía Industrial Plastic Fabrications.

biodata-wristbands1

El wearable está hecho con impresión 3D y mide los signos vitales de su portador

Esta pulsera está diseñada para monitorear los signos vitales de los usuarios y su ubicación, a decir verdad habría que esperar que lo que ofrezca sea más ambicioso, un plus que se obtenga mediante su uso. Sin embargo, creo que el prototipo, al utilizar la impresión 3D, obtiene varios beneficios si se piensa como una producción en serie: materiales novedosos, tiempos cortos para su confección y reducción de desperdicios, por tanto de precios (al menos eso se espera).

En este caso utilizaron una impresora llamada Objet500 Conne3 Color Multi-Material, esta impresora se caracteriza por ofrecer materiales con colores brillantes con una paleta de 46 tonos. Además de soportar materiales flexibles y rígidos.

Así pues, estemos atentos a las nuevas aplicaciones de estas dos tecnologías y lo que esté por venir. Después de todo, este mismo año parece haber grandes noticias en cuanto a wearables ya que se espera que en septiembre Apple presente su dispositivo wearable. Por su parte la impresión 3D sigue su carrera por ofrecer distintos materiales y aumentar sus aplicaciones.