Seth Meyer fue el presentador de esta noche de gala de los premio Emmy, galardones dedicados a lo más destacado de la televisión. Una noche intensa ya que se encontraba en la mesa el premiar proyectos tan grandes para la industria como Game of Thrones. También es el caso de series que estarían por última vez en la lista de nominados como Breaking Bad y que arrasaría en las premiaciones.

Ya conocemos la lista de ganadores, seguramente hay sus grandes detractores, pero sin duda será motivo de celebración para otros a los que sus series preferidas se vieron galardonadas con la estatuilla Emmy. Acá lo más significativo de la ceremonia de la sexagésimo sexta edición de los premios Emmy.

Una de las series reinas en los premios Emmy es Modern Family y esta noche consiguió tres estatuillas, uno para la mejor dirección en una serie de comedia que fue para Gail Mancuso, mientras que uno de los actores más queridos de la serie Ty Burrell, fue el ganador de mejor actor cómico de reparto. Pero también se llevó el Emmy a la mejor comedia.

El premio para mejor actor de comedia fue para Jim Parsons, claro de The Big Bang Theory.

Dos de las grandes nominadas fueron la miniserie Fargo con 18 y American Horror Story: Coven con 17. La gran Jessica Lange fue una de las ganadoras por su participación en esta última, mientras que Martin Freeman también fue premiado por su participación en la miniserie Fargo inspirada en la clásica cinta de los hermanos Cohen.

Uno de mis momentos favoritos fue sin duda cuando anunciaron al ganador como el mejor actor de reparto en serie dramática, en la terna estaba Peter Dinklage y quien resultara ganador Aaron Paul. No dudo que muchos tuvieron el mismo sentimiento compartido por estos dos actores, además aumentó el nervio si se es fan de las otras series que estaban en la misma terna. Un emotivo anuncio por Paul de agradecimiento a Cranston y al equipo de Breaking Bad se escuchó en el escenario del teatro.

Un momento dedicado a Robin Williams se dio lugar en la ceremonia debido a su reciénte muerte el 11 de agosto pasado, el encargado fue Billy Crystal quien dirigió un mensaje.

Breaking Bad siguió cosechando triunfos, cuatro Emmys al hilo cuando ganó Ana Gunn como mejor actriz de reparto en drama y al mejor guión de serie dramática otorgado a Moira Walley-Becket. Pero todo se hizo una fiesta para esta genial serie que se despidió por la puerta grande al galardonar a Bryan Cranston, su actor principal quien dio vida al mítico personaje Walter White. Esta es la cuarta vez que se le ha premiado por este personaje. Además, Breaking Bad cerró la noche con el Emmy a mejor serie dramática, este premio también le fue otorgado el año pasado.

Con estos resultados Braking Bad resultó la gran serie ganadora de los premios Emmy 2014, seguido por Modern Family con 3 y con la misma cantidad Sherlock Holmes de la BBC.

Deja un comentario

Deja tu comentario