twitter

Una de las cosas que más me gusta de la cultura empresarial norteamericana es la libertad de discurso, que es una extensión obvia de la libertad de pensamiento. Según la cual no se tendrán en cuenta tus creencias o tus opiniones sobre cualquier tema para trabajar en cualquier empresa. Y eso es algo que, a pesar de que pueda parecer obvio, mucha gente no comparte o no sigue. Sobre todo teniendo en cuenta los últimos acontecimientos. Ev Williams impuso la regla de la imparcialidad a sus empleados Twitter nació y creció con la intención de ser una plataforma donde expresar opiniones libremente. Un lugar de encuentro donde compartir noticias, pensamientos, ilusiones o cualquier cosa que se nos pasara a los usuarios por la cabeza. Incluso los empleados de Twitter podían hacer uso de su servicio pero con una condición: no ofrecer ninguna opinión personal de tipo político. O así nos lo cuentan en Hatching Twitter.

Sin embargo desde que esa condición se impusiera ha pasado mucho tiempo y ahora ha desaparecido. Twitter parece haber entrado en una espiral de contradicciones y malas decisiones de la que se antoja difícil salir. La última polémica tiene que ver con la ejecución del periodista norteamericano James Foley, del cual hay un vídeo grabado por los terroristas. La red social avisó que suspendería las cuentas de las personas que compartieran imágenes de tal atrocidad y así ha sido con ciertos periodistas pero, por ejemplo, no ha pasado lo mismo con el NY Post, un tabloide estadounidense. Sin embargo no se ha actuado de la misma manera, por ejemplo, con fotografías de periodistas asesinados por los narcotraficantes mexicanos, nadie ha suspendido esas cuentas, en todo caso se retiraron imágenes. ¿Por que Twitter tiene un doble rasero? ¿Tendrá que ver con la capacidad de generar tráfico que tienen ciertos medios?

Una plataforma es, por definición, neutra. Es un lugar, una manera, una tribuna, no puede posicionarse a un lado u otro porque entonces condicionará a la audiencia. Pongamos por caso que en la plaza del pueblo donde vamos a reunirnos cada día con nuestros amigos, hubiese carteles pagados por el ayuntamiento que expresasen opiniones particulares. Cada uno es libre de leerlas pero al cabo de un tiempo generarán una reacción en las personas, a favor o en contra. Y esto es lo que está provocando Twitter con su posicionamiento, se está ganando amigos y también enemigos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.