Tenemos un problema. Si tienes un ordenador portátil de HP o Compaq, va por ti. Los portátiles de estas marcas comprados entre septiembre de 2010 y junio de 2012 tienen un fallo en los adaptadores de corriente de sus cargadores. No todo el cargador completo, sino el cable entre enchufe y adaptador, como explican en su blog y nos llega a través de Gizmodo.

Este fallo de corriente ha afectado, por ahora, a 29 casos, que han registrado quemaduras o averías graves. El riesgo es de sobrecalentamiento e incluso posibilidad de que puedan acabar en llamas. HP ha anunciado que los reemplazará de forma gratuita. Y no le saldrá barato: hay 6 millones de unidades defectuosas. Cada una de estas unidades tiene grabado el identificador "LS-15" en el cabezal. Si tienes uno de ellos, pide uno nuevo en el programa de reemplazo antes de que sea demasiado tarde.