Hay mucha gente que usa el cambio de sus compras para ahorrar a pequeña escala. Yo mismo tengo una hucha con forma de cerdito en la cual pongo las monedas que traigo a casa después de un día de estar fuera y a final de mes eso se va notando. Pero con las tecnologías actuales se pueden crear y adaptar nuevos usos, como el que ha creado Acorns.

Esta interesante aplicación redondea lo que gastes en cada transacción que hagas durante el día para sumarla a una cartera de inversión. Por ejemplo, vas a comer a un restaurante y pagas 7,75, Acorns cogería esos 0,25 para invertir. Una idea genial, es una manera de ahorrar prácticamente imperceptible. Según sus creadores en unos cinco años se podría llegar a tener una cartera de unos 10.000 dólares, considerando una inversión de 5 dólares al día y un 10% de rentabilidad.
Las carteras han sido diseñadas con la ayuda del Nobel de Economía Harry Markowitz
La aplicación te permite elegir el tipo de cartera en el cual depositar tu dinero, desde un tipo muy agresivo a uno más conservador, según las ambiciones de cada uno. En función de esta decisión se obtendrá mayor o menor retorno. Estos parámetros, al igual que la cantidad de redondeo que se quiere hacer o los automatismos que quieres que haga la aplicación se pueden configurar en cualquier momento.

El modelo de negocio es bastante sólido y plantea el cobro de 1 dólar mensual y tarifas mensuales inferiores al 0,25% dependiendo de lo que se invierta. Según Tech Crunch en la fase beta consiguieron 10.000 usuarios que invirtieron una media de 3 dólares diarios y las rentabilidades anuales se estiman entre el 4% y el 9%. Cifras bastante interesantes tal y como está la economía ahora.

Lamentablemente el servicio tan sólo está disponible dentro de EE.UU y es comprensible dada la burocracia tan restrictiva que hay el respecto en otros países. Sin embargo es una idea muy interesante que se podría aplicar en otros mercados de manera bastante sencilla. De hecho, La Caixa, ya tuvo un producto similar que en lugar de invertir, ahorraba el cambio de las compras. Un primer paso para llegar a algo como esto.