Recientemente Elon Musk, el que podría ser el Tony Stark de verdad, declaraba que tenía cierto "temor" a la inteligencia artificial ya que podría ser más peligrosa que las bombas atómicas. Sin embargo, a quien realmente debería tener miedo el emprendedor más famoso del oeste norteamericano es a los estudiantes de la Universidad de Nueva Gales del Sur y su coche eléctrico.
La prueba ha constado de 120 vueltas a un circuito australiano
Dicho vehículo, llamado Sunswift eVe, acaba de marcar el record de alcance con una sola carga, poniéndolo en 500km a una velocidad más que aceptable de casi 100 kms/h. Los estudiantes de la universidad australiana tienen un historial de vehículos eléctricos y solares que empieza en el 1996 e incluye un record mundial por conducir el vehículo solar más rápido, el IVy, en 2011 alcanzando los casi 90 kms/h.

Cabe mencionar, sin embargo, ciertas diferencias entre ambos vehículos. Por ejemplo: el Sunswift eVe cuenta con un peso de apenas 317 kgs, menos que las baterías del Tesla Model S. Además el coche de lujo cuenta con todo tipo de detalles que incrementan su peso sustancialmente, además de poder albergar siete ocupantes en su interior, mientras que el coche de los estudiantes australianos tan solo puede llevar a dos. Tal vez el Model S, de contar con un peso similar podría llegar a una distancia similar.

Este record se ha conseguido en el "Highway Circuit" de la Australian Automotive Research Centre de Victoria, según leemos en Wired.co.uk. El logro se enmarca dentro de unas pruebas diseñadas para demostrar la viabilidad del eVe en un entorno práctico. El grupo quiere demostrar que los coches solares-eléctricos son totalmente válidos en el mundo real.

Hacen falta más iniciativas como esta para que la humanidad de el paso a un transporte limpio sin dependencia de los combustibles fósiles. Las petroleras, grandes lobbys donde los haya, y los países productores deberán adaptarse al cambio, y eso nunca es sencillo. Algunos lo están haciendo ya pero otros confían en unos recursos que creen inagotables pero que no lo son.