autobuses articulados

2015, en 12 meses comenzarán diversas ciudades a dar un nuevo paso en materia de reducción de la contaminación y consolidación de una apuesta por la tecnología aplicada a la movilidad. Los autobuses articulados totalmente eléctricos serán una realidad en Colonia, Alemania y si el proyecto tiene un resultado aceptable, váyanse acostumbrando a verlos por otras ciudades.

Estos autobuses eléctricos se caracterizan por estar articulados y disponer de una longitud de 18 metros y un piso completamente plano para facilitar el transporte de viajeros. Además, y como requerimiento de la ciudad alemana, el diseño de estos autobuses debe adaptarse a los nuevos tiempos por lo que lucirán como un nuevo símbolo de la ciudad. Serán fácilmente reconocibles gracias a su diseño futurista BRT (Bus Rapid Transit).

Este diseño se caracteriza por un parabrisas trasero inclinado y una línea del techo diferenciadora. Además, las ventanas adoptan formas diferentes al del resto de autobuses de la ciudad y la puerta de entrada es más ancha para facilitar el flujo de pasajeros en las paradas. Por su parte, las llantas siguen la línea futurista del resto del autobús.

Los autobuses eléctricos suponen una gran avance para las ciudades muy contaminadas.

La obligación de contar con un suelo totalmente plano tiene como misión facilitar la entrada de viajeros con carritos de bebé o silla de rueda. Sus responsables aseguran que la sensación de amplitud será mucho mayor que en el resto de autobuses de la ciudad y como dato los asientos, que tendrán mucho más espacio para las piernas y serán mucho más cómodos. El hecho de que el piso del autobús esté libre de obstáculos hará de la tarea diaria de limpieza algo más sencillo y rápido.

En cuanto a la recarga, la compañía ha comunicado que el pantógrafo situado en su parte superior no será utilizado para recargar sus baterías en cada parada sino que se alimentará de energía al final de cada ruta y su carga será completa por la noche, cuando su jornada de trabajo haya concluido. No sabemos cual es la apuesta mecánica ni su autonomía.

El proyecto comenzará a funcionar en modo de prueba a finales de este mismo verano y para otoño del próximo año ya será una realidad cambiando por completo la estética de la ciudad, adaptándola a la era eléctrica. KVB ha sido la empresa sobre la que va a recaer una gran responsabilidad en cuanto a movilidad eléctrica ya que será la encargada de otorgar a la ciudad alemana 8 autobuses el próximo año.