Desconocemos quien ha dado el primer paso para que esto suceda pero el caso es que Apple y Samsung han firmado una tregua que los tenía enfrentados en los tribunales de medio mundo. Sin embargo no han renunciado a seguir litigando en territorio norteamericano, ya que tal vez sea este el más interesante de todos, con permiso de China.
Samsung ya fue sentenciada a pagar a Apple con 1.000 millones de dólares en 2012
Tal y como leemos en Ars Technica el anuncio se ha hecho público en el día de hoy a través de un comunicado conjunto. Este acuerdo incluye el cese de las demandas que tienen lugar en Alemania, Australia, Francia, Holanda, Italia, Japón, Reino Unido y Corea del Sur. Así pues EE.UU será el único campo de batalla entre las dos empresas, ya no sólo en el terreno comercial, sino también en el legal. Cabe recordar que el año pasado, los tribunales estadounidenses ya dictaron sentencias a favor de Apple por valor de 900 millones de dólares, y este mismo año por valor de cerca de 120 millones de dólares.

Esta decisión tal vez se entiende si tenemos en cuenta las últimas noticias de Samsung, donde el descenso de sus beneficios o el duro golpe que supuso para la compañía la decisión de Apple de cambiar de proveedor de procesadores acabarían por forzar un acuerdo entre ambas compañías. Así pues, evitando largos y duros litigios en los tribunales podrían ahorrar grandes costes a sendas partes.

Poco a poco van decayendo las demandas de ambas empresas en esta «guerra de patentes» hasta el punto de centrar los esfuerzos en un solo país. Se espera, de este modo, que los dos gigantes dejen de perder tiempo y dinero en inútiles juicios y decidan trabajar en lo que cada uno sabe hacer mejor. Una noticia que no sólo alegrará a los abogados sino también a los accionistas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.