Vodafone acaba de confirmar que su compra de Ono ya es totalmente efectiva, y a partir de este momento se conforma el nuevo Consejo de Administración del Grupo Corporativo Ono, que está presidido por el Consejero Delegado de Vodafone España, António Coimbra. De momento, y tal como Vodafone confirmó al momento de hacer la compra no habrá cambios inmediatos para ONO, y se espera que ambas marcas convivan en los próximos meses, aunque a medio plazo Ono se convertirá en la marca de la fibra de Vodafone en España.

De esta forma, Vodafone formaliza la compra de la operadora Española por 7200 millones de Euros con la intención de acelerar su estrategia de comunicaciones unificadas, puesto que según la compañía uno de los objetivo de la compra es unir los activos de ambas empresas en el despliegue de la fibra y de las redes 4G.

Con esta compra Vodafone se convierte en el segundo operador de fibraA partir del ahora, ambas compañías formaran el mismo grupo empresarial con más 14,7 millones de clientes móviles, más de 1,5 millones de fibra, 1 millón de ADSL y 780.000 de televisión. Además, con esta compra Vodafone suma a su red de fibra a cerca de 8 millones de hogares.

La intención de Vodafone con esta compra es posicionarse en el mercado como el proveedor líder en banda ancha ultrarrápida, de forma que la red móvil de Vodafone maximice el uso de la infraestructura de Ono en su red de transmisión. Además, los equipos de ambas compañías ya han identificado las primeras oportunidades para aprovechar compras conjuntas, por ejemplo en el área de terminales.

En cuanto a los clientes de Ono, como decíamos no habrá cambios en el corto plazo, pero desde Vodafone confirman que los clientes de ambas compañías podrán contratar los servicios de la otra compañía en condiciones ventajosas para más adelante lanzar ofertas plenamente integradas.

👇 Más en Hipertextual